Premios BiC

El Gobierno Madrid ha confirmado que a partir de la próxima semana, y junto al resto de sanitarios, los farmacéuticos se someterán a test de detección de Covid-19. Andalucía también anunció esta medida para sus farmacéuticos comunitarios el pasado 27 de abril.

En una entrevista a Digital Farmadrid, el boletín del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, considera “estratégica” la red de boticas en la salida de la crisis. Por ello, avanza que el compromiso es “someter a todos los profesionales sanitarios, y los farmacéuticos lo son, a test preferentes de detección del coronavirus”. Para ello, la Consejería de Sanidad distribuirá próximamente los test de detección a través del colegio farmacéutico.

Asimismo, Ruiz Escudero se muestra abierto a mantener las soluciones introducidas a lo largo de esta crisis para garantizar el máximo acceso y continuidad de los tratamientos a los pacientes. Es el caso de la renovación automática de recetas de crónicos, la atención farmacéutica domiciliaria o la dispensación de medicamentos hospitalarios en oficina de farmacia. “Tenemos que aprender de todas las fórmulas de trabajo que se han establecido desde la farmacia y que han tenido buena respuesta asistencial durante el estado de alarma y el confinamiento”, asegura.

En opinión del consejero, “nada va a ser igual después del coronavirus”. Por ello “todas las fórmulas acertadas habrá que seguir en esa línea y en mejorar la respuesta asistencial que ofrece la farmacia”, apunta

Test… ¿y reparto de mascarillas?

Luis González (COFM) e Isabel Díaz Ayuso durante una visita a la sede del colegio.

La Consejería de Sanidad también estudia la posibilidad de contar con la red de boticas para distribuir material de protección. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, anunció la compra de 14 millones de mascarillas FFP2 para repartir a partir del 9 de mayo. No obstante, falta concretar cómo.

Respecto a un posible reparto en farmacias, siguiendo experiencias ya existentes en otras regiones, Ruiz Escudero confirma que “es una posibilidad que se ha valorado”. “La farmacia podría tener bastante sentido, puesto que tiene una red que, geográficamente y en cuanto a distribución de población, es perfecta”, sostiene.