La Junta Directiva de Farmaindustria ha decidido emprender acciones legales contra la Adenda al Convenio entre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof) para la promoción de medicamentos genéricos en la región. La adenda firmada en el marco del Convenio que regula la relación entre ambas entidades implica la promoción de la dispensación de medicamentos genéricos en las oficinas de farmacia cuando se prescriban por principio activo, según han explicado ambas entidades.

Un acuerdo “discriminatorio”

Farmaindustria rechaza este acuerdo al considerarlo discriminatorio hacia la marca, por lo que recurrirá la adenda ante los tribunales competentes. Los medicamentos de marca en España están al mismo precio que los genéricos. En concreto, más del 82 por ciento de los envases dispensados en las oficinas de farmacia están a precio de genérico. Es así porque la regulación de la prestación farmacéutica pública en nuestro país, a través del sistema de precios de referencia y las agrupaciones homogéneas, iguala el precio de las presentaciones originales y genéricas al más bajo cuando finaliza la patente.

Esto permite que un paciente, cuando llega a su farmacia, pueda solicitar el medicamento de marca, porque el tratamiento no es más caro ni para el sistema sanitario ni para él mismo. Además, los medicamentos de marca aportan significativas ventajas frente a los medicamentos genéricos como son: el refuerzo del cumplimiento del tratamiento prescrito por parte del paciente, lo que genera incuestionables eficiencias para pacientes y sistema sanitario; ayudan a prevenir errores en el uso del medicamento; mejoran las labores de farmacovigilancia y seguimiento, o contribuyen a la estabilización de los tratamientos.

La marca “aporta más financiación

Del mismo modo, el uso de medicamentos de marca aporta más financiación para las actividades de investigación y desarrollo de nuevos medicamentos que realizan las compañías farmacéuticas innovadoras. Más de la mitad de estas actividades se realizan con centros públicos, lo cual aporta no sólo recursos y conocimiento científico a los centros y profesionales sanitarios, sino que también genera ahorros en medicamentos innovadores, ya que éstos son proporcionados de forma gratuita en el ensayo. Las compañías de marca mantienen asimismo todas las presentaciones de un mismo principio activo, mientras que la mayoría de las compañías de genéricos sólo comercializan las presentaciones más rentables.

Finalmente, de las más de cien plantas de producción de medicamentos que existen en España el 70 por ciento fabrican medicamentos de marca, por lo tanto, estas empresas juegan un papel crucial para garantizar la autonomía estratégica abierta propuesta por el Gobierno y en el seno de la Unión Europea para fortalecer la seguridad económica y el liderazgo global de la región para la próxima década.


También te puede interesar…