El avance de la gestión de las vacunas y las estrategias desarrolladas en torno al Plan de Vacunación en España se han dado cita en el Congreso de los Diputados para desgranar los pasos desarrollados por las instituciones sanitarias, las empresas farmacéuticas, las sociedades científicas y la Unión Europea.

El mensaje en el que han coincido los expertos versa en fortalecer el sistema de donación de vacunas para poder afrontar la pandemia “con soluciones globales para un problema global”.

El modelo español, “referente”

Pilar Aparicio Azcárraga, directora General de Salud Pública recuerda que, dentro de pocos días, cumplirá un año de las primeras inoculaciones contra la COVID en España, el 27 de diciembre de 2020. Las altas coberturas de vacunación de la sociedad han sido posibles, según la experta, gracias a la disponibilidad y distribución de vacunas, así como “la confianza de la ciudadanía”. Motivo de ello, Aparicio señala que, desde esa fecha, ya se han puesto 82,5 millones de vacunas en España.

“Lo hemos conseguido en un tiempo récord y con una calidad remarcable”

Pilar Aparicio Azcárraga, directora General de Salud Pública

Aparicio ha aprovechado su intervención para destacar la labor de las autoridades sanitarias españolas y la importancia de la organización centralizada entre los organismos del Ministerio de Sanidad.

“El 89,5 por ciento de la población diana tiene la pauta completa. Esta situación tan excepcional tiene que servir para dar valor a nuestro servicio de salud pública”, ha puntualizado.

Asimismo, la responsable ha puesto en valor el modelo “justo y equitativo” del sistema de vacunación, que ha respetado los grupos de población y la prioridad designada en cada momento para poder vacunar.

Disminuir una brecha de desigualdad

El presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós José García Rojas, ha puesto en valor la plataforma de donación de vacunas al resto de países porque, según el experto, la situación actual está impulsando una brecha de desigualdad entre los países, motivo que puede impulsar la proliferación de nuevas mutaciones y variantes.

“El 80 por ciento del total de las vacunas está siendo gestionado por los países desarrollados”

Amós José García Rojaspresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV)

Sin embargo, García Rojas ha destacado la labor española de los profesionales en relación a la “difícil” logística respecto a la vacunas frente a COVID-19.

“Hablamos de unos productos que requerían ciertas condiciones de mantenimiento y congelación, además de envases multidosis, que son difíciles de gestionar”, ha señalado.

En este sentido, el también representante de España en el Comité Regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa puntualiza que el éxito de las coberturas vacunales en España se ha conseguido gracias a dos factores: el funcionamiento del sistema y la “permeabilidad de la sociedad al mensaje científico”.

“Somos el país que tiene la cobertura vacunal más alta del mundo, y también de los países con una de las estrategias mas potentes de donación”, ha concluido.

Tecnología y colaboración

El director general de la compañía farmacéutica Moderna, Juan Carlos Gil Rubio, ha destacado la importancia de establecer objetivos comunes para poder avanzar en torno a problemas de salud pública. Según el responsable de la compañía, la colaboración entre farmacéuticas, instituciones europeas y los Estados miembro han hecho posible “plantar cara al virus en un tiempo récord”.

En este contexto, Gil ha hecho un repaso de la trayectoria de la compañía, una farmacéutica de tan solo 11 años, que ha apostado por la investigación del ARN mensajero desde sus comienzos.

“Poder aplicar a escala real los avances en este campo es algo que pocos se habrían atrevido a pronosticar, ya que, cuando irrumpió la pandemia, Moderna seguía siendo una compañía pequeña”, ha señalado.

Gil ha subrayado la importancia de contar con este tipo de avances científicos en el desarrollo de vacunas porque “abre un abanico de posibilidades inmenso: son instrucciones para que las células produzcan por sí mismas las proteínas necesarias”.

“La capacidad de producción no vale por sí sola, debemos adaptarnos a nuevas variantes y mantenernos alerta”

Director general de Moderna, Juan Carlos Gil Rubio

Gracias a la puesta de moderna en España, se producen cientos de millones de dosis y la capacidad de que siga aumentando es una realidad. Somos un país clave para el presente y futuro de moderna.

El papel de las sociedades científicas

Durante la pandemia, uno de los aspectos más controvertidos ha sido la inclusión de profesionales en grupos técnicos de investigación de vacunas para la toma de decisiones en materia preventiva. Cristina Avendaño Solá, vocal de la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), ha aprovechado su intervención en el Congreso para subrayar una serie de peticiones de la federación, entre ellas, diferenciar entre los profesionales que se incorporan en citados grupos por decisión de las Administraciones y aquellos designados por las propias sociedades científicas, que son los que “representan el conocimiento y la evidencia científica”.

Según Avendaño, es “imprescindible” que las estrategias de salud “estén fundamentadas en el mejor conocimiento científico disponible hasta el momento”. Por ello, propone que las autoridades aseguren la participación precoz de científicos y profesionales a través de sociedades científicas reconocidas porque sirven para fomentar “mayor credibilidad y autoridad”. Además, esta medida permitiría conocer las medidas y las estrategias tomadas de primera mano, así como las justificaciones de las mismas.

Por otro lado, la vocal ha calificado a Facme como “vehículo de conocimiento de gran utilidad” para servir en los momentos que se consideren necesarios, como por ejemplo, la coordinación de una respuesta común en momentos de crisis.

“Es imprescindible consolidar en nuestro país una relación estable entre las sociedades científicas y la administración, con estructuras estables y facilidad de participación”, ha apuntillado.

En este punto, Avendaño ha solicitado la consolidación de Facme como una corporación de derecho público, con personalidad jurídica propia que represente a las sociedades científicas y faciliten una colaboración, “considerada como imprescindible”, ha concluido.

Esta comisión del Congreso de los Diputados ha contado con la participación del eurodiputado Marc Botenga, que se ha mostrado crítico con la gestión europea de la compra de vacunas.

El experto considera que no va a alcanzarse el objetivo establecido para finales de 2021 en relación a la donación de dosis. Por ello, Botenga ha calificado como “inaceptable” que las farmacéuticas hayan puesto condiciones a los Estados antes de hacer las propias donaciones, y aboga por la liberación de patentes para poder afrontar la pandemia porque “el virus circula más rápido que las vacunas”. Sin embargo, el eurodiputado indica que la visión de la UE versa en “promocionar la competitividad de las empresas europeas”.


Noticias relacionadas: