Premios BiC

Un Pacto de Estado por la Industria. Ese ha sido uno de los compromisos principales de la ministra de Industria, Reyes Maroto, desde que comenzara la legislatura socialista. Esta promesa no se ha materializado hasta ahora, pero cuenta con el aval claro del Congreso. Así, la comisión de Industria, Comercio y Turismo, celebrada el pasado 13 de octubre, aprobó la Proposición no de Ley (PNL) de un Pacto de Estado por la Industria, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista con 31 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención.

Alejandro Soler, portavoz de Industria en el Congreso por el GPS

El portavoz socialista de Industria, Alejandro Soler, defendió que el objetivo de la PNL es “consensuar una línea de trabajo concreta con la suma de las aportaciones de los distintos grupos políticos y con capacidad de adaptarse a las circunstancias, que salvaguarde el futuro de nuestra Industria” con independencia de los futuros cambios políticos que se puedan producir en España. Por ello, Soler destacó la importancia de tener el “máximo consenso político”, así como el “imprescindible concurso de los agentes sociales y de las comunidades autónomas”. El fin es, según el diputado, lograr una verdadera reactivación de la economía y modernizar el modelo productivo hacia la transición ecológica y la transformación digital.

Lejos del promedio de la UE

Soler recordó que la Industria supone el 15,8 del PIB y el 11,7 del número de ocupados en España, unas cifras que se sitúan “por debajo del promedio de la Unión Europea (18,6 y 15,6, respectivamente)”, puntualizó. Por ello, el diputado señaló que “el Gobierno ha venido impulsando desde su inicio una multiplicidad de acciones en la línea de una nueva política industrial con el horizonte 2030, que revierta esta situación, y nos permita alcanzar el 20 por ciento del PIB”.

Además, los socialistas ven necesario incluir una nueva Ley de Industria, que “actualice el marco regulatorio industrial, al reto de la digitalización, así como la descarbonización y adaptación a los criterios de sostenibilidad que requiere la transición ecológica”.

Más inversión en I+D+i y autonomía productiva

Tanto Ciudadanos como el Partido Popular celebraron la llegada de este Pacto por la Industria. Es por eso que el PSOE logró pactar con ambas formaciones y sentar las bases de este Pacto de Estado a través de una enmienda transaccional.

Para Ciudadanos, es clave que la política industrial se base en el liderazgo, para situar a España a la cabeza de la industria europea. La portavoz del partido, María Carmen Martínez, propone que se lleve a cabo mediante un Plan nacional de Industria. “El sector industrial es clave para la economía española y el camino para la recuperación de nuestro país”, recalcó Martínez, quien aseguró que se debe apostar por una estrategia nacional común que potencia los activos de todo el país y, a su vez, fomente sinergias a favor del crecimiento económico.

Las enmiendas presentadas por PP y Cs fueron en la misma línea. Pidieron abordar la digitalización de la industria, impulsar políticas de inversión, internacionalización y comercio exterior que asuman los objetivos de atracción e inversión, apostar por la actividad innovadora de las empresas incrementando la inversión pública de I+D+i –y Cs matiza que se debe destinar, al menos, el 2 por ciento del PIB a I+D+i–, o la simplificación legislativa y fiscal para evitar inseguridad jurídica y duplicidades.

La portavoz de Cs también insistió en la importancia de planes de estímulo urgentes para apoyar a la industria española “con los mismos instrumentos y la misma cuantía que lo hacen otros países europeos”. Y, sobre todo, apuntó la necesidad de una transición energética que “garantice una energía competitiva que haga mucho más competitiva a nuestra industria”.

Los socialistas coinciden en que una de las lecciones de la crisis es que debemos intensificar la autonomía de nuestro tejido productivo para “hacerlo lo más autónomo posible y menos dependiente especialmente de proveedores no europeos”. Soler recalcó que este Pacto “no pretende ser una mera declaración, necesita que lo dotemos de contenido concreto, de una nueva Ley y de asignaciones presupuestarias”.

Un sector industrial y farmacéutico insuficiente

Una de las claves de este Pacto por la Industria implicaría la fortaleza de un sector industrial y farmacéutico que pueda atajar las crisis venideras. Y precisamente esto se trató en la Cámara Alta, donde ha salido adelante la moción presentada por el Grupo Socialista por la que insta al Gobierno a crear un programa de apoyo a la fabricación de material sanitario, reserva estratégica e identificación de industrias estratégicas. Según el portavoz socialista de Industria en el Senado, Francisco Antonio Blanco, “la crisis ha puesto en evidencia que España carecía de un sector industrial y farmacéutico capaz de producir el material sanitario necesario en caso de emergencia”.

“La globalización y deslocalización empresarial han hecho de España un país pendiente de las importaciones de productos tales como mascarillas, guantes, equipos de protección individual (EPIs) o respiradores, entre otros”, indicó el senador. Esta dependencia, aseguró, ha supuesto una enorme vulnerabilidad a la hora de enfrentarnos a una pandemia global. Por ello, ve necesario definir un plan estratégico de prevención de crisis sanitaria, establecer una reserva estratégica que garantice el abastecimiento de material sanitario y otros productos necesarios para afrontar posibles futuras pandemias, e impulsar la fabricación nacional de material sanitario, EPIs y otros productos de emergencia”.

Sin embargo, el portavoz socialista afirmó que el grado de dependencia de España de productos procedentes del exterior para la protección contra la COVID-19 se ha reducido sustancialmente. “Actualmente España está produciendo ya 24 millones de unidades semanales de mascarillas quirúrgicas y más de 2 millones de EPIs“, señaló.

Los populares admiten que el plan estratégico es “absolutamente necesario”. Y, desde Ciudadanos, trasladan su “sintonía” con los socialistas. Recuerdan que en marzo ya plantearon que la reserva se creara a nivel europeo, algo que se ha conseguido a través del mecanismo de protección civil de la UE. Y esta formación pide que se cree una reserva similar a nivel nacional “que complemente esa reserva estratégica europea”


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…