Premios BiC

“Si mi primer compromiso es el diálogo, el segundo es alcanzar un Pacto por la Industria con vocación de estabilidad, de permanencia, de certidumbre y también con compromiso de presupuesto”, aseguró la ministra de Industria, Reyes Maroto en su comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados a principios de 2020.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo

“España necesita un sector industrial fuerte, dinámico e innovador. Por ello, es necesario articular una política industrial proactiva, con visión de largo plazo y alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030”, subrayó. Y con ello, la ministra daba respuesta a las demandas históricas del sector farmacéutico español.

Pero las promesas de Maroto aún no han podido materializarse, probablemente por la irrupción de la Covid-19. Aunque es precisamente en mitad de esta crisis sanitaria cuando los socialistas consideran “aún más necesario” alcanzar dicho Pacto por la Industria.

Por eso, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una Proposición no de Ley (PNL) para alcanzar un Pacto de Estado por la Industria dentro del marco de la Comisión no Permanente para la Reconstrucción Social y Económica. Algo que también ocurrirá con el Pacto por la Sanidad, que volverá al Congreso dentro de esta Comisión, y se hace igual de necesario en las circunstancias actuales. Esta “resurrección” del Pacto por la Sanidad sucede en un momento políticamente más difícil de conseguir, pero el ministro Salvador Illa aseguró que “hay que llegar a un pacto de Estado para reformar el SNS”.

Un pacto estable y duradero

Los socialistas instan al Congreso a realizar un Pacto por la Industria “que esté salvaguardada de eventuales y futuros cambios políticos en nuestro país, con vocación de estabilidad, permanencia, certidumbre y compromiso presupuestario”, como ya venía diciendo Reyes Maroto. Piden una gobernanza definida, que participen las CC.AA y los agentes sociales.

Además, quieren que emane del Pacto una futura Ley de Industria, que se actualice el marco regulatorio industrial a los nuevos retos de la digitalización, la descarbonización y adaptación a criterios de sostenibilidad que requiere la transición ecológica, y que sea compatible con los ODS de Naciones Unidas. El objetivo es “reactivar la economía y modernizar el modelo productivo hacia la transición ecológica y la transformación digital”.

Según la formación, la política industrial ha sido “una gran ausente” en España durante mucho tiempo. Y eso ha provocado consecuencias. Según datos de Eurostat, la industria (excluido el sector de la construcción) representó en 2019 el 15,8 por ciento del valor añadido bruto total, y el 12,2 por ciento en el caso de las manufacturas, ambos casos por debajo del promedio de la UE (18,6 y 15,6 por ciento, respectivamente).

Ante ello, los socialistas destacan que el Gobierno “viene impulsando desde un primer momento una Nueva Política Industrial 2030 que revierta esta situación y permita alcanzar un 20 por ciento del PIB en actividades manufactureras”. Así, “esta nueva política industrial es necesaria, en tanto este sector resulta estratégico por su capacidad de generar puestos de trabajo, con mejores salarios, así como una mayor calidad y estabilidad en el empleo”.

Asimismo, el PSOE indica que dicha industrialización debe complementarse con medidas que impulsen la transformación digital y una transición ecológica con justicia social. Y para conseguirlo, piden la participación no solo del Gobierno, sino de “todos los agentes que conforman la actividad industrial en nuestro país”.

Ciudadanos se une a la petición socialista

El Grupo Parlamentario Ciudadanos también se une al PSOE al presentar otra PNL en la que insta al Gobierno a alcanzar un Pacto Nacional por la Industria cuanto antes. Piden, sin embargo, que se debata en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo.

Ciudadanos pretende que España se ponga “a la cabeza de la industria europea”. Para ello, quieren incluir un Plan Específico para la Automoción e incrementar la inversión en I+D para el desarrollo de baterías en territorio nacional. Proponen destinar al menos el 2 por ciento del PIB a I+D.

Además, piden Planes de Estímulo Urgentes en sectores industriales de alta tecnología, apoyando a las industrias españolas “con los mismos instrumentos y en la misma cuantía que lo hacen otros países europeos”.

Esta formación también quiere que se impulsen políticas de inversión, internacionalización y comercio exterior, de manera que “facilite la penetración de la producción española en mercados exteriores”. Asimismo, Ciudadanos propone revisar los tributos e impuestos locales, autonómicos y estatales “para evitar la doble imposición, garantizando la unidad de mercado“. Con ello pretenden evitar la inseguridad jurídica que genera la sobrerregulación y mejorar la eficacia y eficiencia de las normas en vigor y futuras mediante la realización de evaluaciones de impacto rigurosas.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…