Monitorización remota

El PSOE ha registrado en el Senado una moción en demanda de un Plan Estratégico de prevención ante crisis sanitarias, en coordinación con las instituciones de la UE. Los socialistas quieren que dicho plan defina el contenido, la regulación y los medios para la provisión de una Reserva Estratégica que garantice el abastecimiento de material sanitario, de protección, productos químicos y sustancias básicas, maquinaria crítica o materias primas, entre otros, para posibles futuras pandemias.

Esta iniciativa, que se debatirá en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo, también insta al Gobierno a que, una vez aprobado dicho Plan y regulada la Reserva, defina los programas necesarios y su presupuesto asociado para el impulso a la fabricación nacional de equipos y material sanitario u otros productos, así como equipos de protección individual (EPIs) que sean considerados de emergencia.

Además, solicita que el Ministerio de Industria Comercio y Turismo elabore un informe que determine la situación de la industria española en términos de identificar sectores estratégicos y su posible dependencia de mercados de importación excesivamente concentrados.

Sin industria propia ni reservas estratégicas

Pachi Blanco, portavoz de Industria y senador por Asturias

El portavoz de Industria y senador por Asturias, Pachi Blanco, autor de esta iniciativa, asegura que España y la Unión Europea han vivido una “una situación inédita desde la gripe de 1918” y, por tanto, no tenían previstos protocolos de actuación. Además, “salvo Alemania”, se han visto “sin una industria propia” y sin reservas estratégicas para hacer frente a esta nueva pandemia.

Es por eso que el senador del PSOE resalta la actuación del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, pues ha coordinado las diversas iniciativas surgidas desde diferentes empresas, pymes y autónomos, hasta grandes compañías, “que se han volcado en la reorientación de su producción” para la fabricación de material sanitario en nuestro país, como respiradores mecánicos y equipos de protección individual (EPIs).

Blanco hace hincapié en que “para que nuestra industria” permita reforzar el suministro de material sanitario será necesario “fijar un programa que vaya más allá de este caso concreto que nos afecta”. También quiere que establezca “un plan de actuación con el sector empresarial ante posibles pandemias futuras o rebrotes de la actual hasta que se encuentre una vacuna” y sirva “para evitar la vulnerabilidad de depender de importaciones en unos mercados internacionales, a su vez, tan concentrados”. 

Asimismo, el senador socialista asegura que una de las lecciones de la crisis es la necesidad de fijar un plan coordinado con el conjunto de la Unión Europea para mantener una Reserva Estratégica “que evite en el futuro posibles problemas de abastecimiento de material sanitario”.

También hace hincapié en la importancia de analizar qué otras industrias, aparte de la vinculada al sector sanitario, “pueden ser identificadas como estratégicas” y puedan presentar “vulnerabilidades similares en términos de externalización y concentración de las importaciones”. “Los resultados de este análisis podrán resultar muy valiosos en una futura Ley de Industria en nuestro país”, asevera.

Grandes distritos industriales o clusters

En el texto de la moción, el senador del PSOE explica que durante las últimas décadas se ha consolidado un proceso ·de conformación de grandes distritos industriales o clusters en diferentes actividades industriales, que permiten la creación de importantes economías de escala, redundando en una reducción de los costes de producción, al tiempo que su concentración geográfica facilita el recurso a proveedores y mano de obra especializados, así como mejoras en términos de innovación.

“No en vano, determinadas actividades industriales de muchos países se han deslocalizado, reubicándose en estos grandes distritos industriales, o bien han sucumbido ante la fuerte competencia de las empresas allí establecidas”, explica Blanco. Al mismo tiempo, subraya que “un ejemplo de esta concentración industrial ha sido precisamente la industria de material sanitario“. Y precisa que, según un informe reciente de la Organización Mundial de Comercio (OMC), “apenas tres países (Alemania, Estados Unidos y Suiza) concentran el 35 por ciento de recursos médicos del mundo”, y añade que a ello habría que sumar “a China o India, que concentran buena parte de la producción mundial de principios activos”.

De igual modo, Pachi Blanco señala que otros tres países (China, Alemania y Estados Unidos) concentran el 40 por ciento de toda la oferta mundial de material de protección sanitaria. “Solo China fabrica una de cada cuatro mascarillas existentes en todo el mundo. Y sumada con Alemania y Estados Unidos suponen la mitad de toda la producción global. De otra parte, solo Malasia produce tres de cada cinco guantes sanitarios”, puntualiza.

Por último, el senador del PSOE advierte de que con la crisis “tal concentración de la producción” ha evidenciado “sus graves vulnerabilidades”. “El fuerte incremento de la demanda mundial de EPIs ante la expansión del coronavirus ha generado importantes cuellos de botella en su abastecimiento, generando problemas de desprotección entre quienes más los necesitan, como es el caso del personal sanitario”, afirma. Y señala que esta situación no se ha vivido únicamente en España, sino que ha sido recurrente en muchos países, incluido Estados Unidos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…