Monitorización remota

Como ha venido informando EG, la consulta abierta entre junio y julio por la Comisión Europea en torno a la hoja de ruta de la Estrategia Farmacéutica de la UE recibió un total de 242 contribuciones. Entre ellas, las de un colectivo que tiene mucho que decir en esta ‘hoja de ruta’ por su implicación y afectación directa de todo lo que se recoja en ella: la farmacia.

Aunque ha sido la Agrupación Farmacéutica Europea PGEU —que representa a cientos de miles de profesionales de 31 países— quien ha liderado y agrupado las propuestas del colectivo, también entidades a nivel nacional como el Consejo General de Farmacéuticos (CGCOF) en España han transmitido las suyas propias. No obstante, ambas entidades coinciden en lo sustancial.

Dos son las principales prioridades que reflejan, y que se pueden resumir en la ‘triple A’: abastecimiento, accesibilidad y asequibilidad. En concreto, asegurar el correcto abastecimiento de medicamentos —por ende, atajar el problema común in crescendo de faltas que sufren farmacias y pacientes— y apostar la accesibilidad con herramientas como la atención domiciliaria como respuesta al nuevo paradigma sociosanitario marcado por el envejecimiento y la cronicidad.

A continuación se desgranan éstas y otras “consideraciones” de la Farmacia que ya están sobre la mesa de la Comisión Europea.

Abastecimiento correcto

Tanto PGEU a nivel continental como el CGCOF a nivel nacional hacen hincapié en la necesidad de que la futura Estrategia Farmacéutica aborde “garantizar un mayor acceso y disponibilidad de medicamentos y productos sanitarios para los pacientes”. Un problema global —y creciente—  que ya viene centrando los esfuerzos de autoridades y la cadena del medicamento.

“Es clave garantizar el acceso equitativo a los medicamentos y productos sanitarios desde el inicio de la cadena de suministro al paciente, abordando la escasez y acercándolos a los más vulnerables, especialmente en tiempos de crisis sanitaria”, coinciden en señalar.

Accesibilidad… incluso en el hogar

De nada vale asegurar el abastecimiento de medicamentos si no se facilita asimismo la accesibilidad a los mismos. Un accesibilidad que pasa igualmente por hacerlos “asequibles”, tanto en su precio como en los canales de dispensación. Una asequibilidad en la que coinciden en otras entidades como la Alianza Europea para la Salud Pública (EPHA) al recordar que “no hay valor en un medicamento que se encuentra en una estantería debido a su alto precio”.

“Debe mejorarse el acceso a los medicamentos innovadores y, en particular, el acceso a los grupos de población más vulnerables, como los pacientes con necesidades médicas no cubiertas, los pacientes con cáncer y enfermedades neurodegenerativas”, indican desde PGEU. De forma particular, el CGCOF añade que “deben establecerse iniciativas multidisciplinares, con la participación activa de los farmacéuticos comunitarios, para acercar los medicamentos a los pacientes promoviendo la asistencia sanitaria en el hogar, especialmente para las poblaciones más vulnerables”.

Digitalización y NN.TT en la farmacia

Ambas entidades también coinciden en apuntar el valor y apoyo que presta (y debe prestar) la digitalización y NN.TT en alcanzar los objetivos de salud y práctica clínica en Europa. “En la práctica diaria de la farmacia, estas herramientas están apoyando el consejo del farmacéutico, ya que la farmacia comunitaria sigue siendo una fuente confiable e independiente de información de salud para los pacientes, así como una fuente de información muy útil para los sistemas de salud”, menciona el CGCOF.

También la PGEU reconoce el valor de tecnologías innovadoras como la Inteligencia Artificial (IA), así como el acceso y análisis de Big Data y considera que estas tecnologías son una herramienta útil para apoyar a los profesionales sanitarios”. Eso sí, “estas herramientas siempre deberán ir acompañadas del asesoramiento profesional y experto de los farmacéuticos”, concretan.

La farmacia y los ODS

En lo que podría considerarse un último capítulo de propuestas —muchas de ellas alineadas con los objetivos de Desarrollo Sostenible y Agenda 2030 que promueven tanto PGEU como CGCOF— se encuentran consideraciones como: apoyar la influencia y la competitividad de la UE a nivel mundial; reducir la dependencia directa de la fabricación en países no pertenecientes a la UE; buscar igualdad de condiciones para los operadores de la UE y abordar las implicaciones ambientales de la producción, el uso y la eliminación de medicamentos, así como para promover el uso racional de los medicamentos.

NOTICIAS RELACIONADAS