Premios BiC

La disposición introducida en el apartado 47.2 de Dictamen del Área de Sanidad y Salud Pública de la Comisión de Reconstrucción del Congreso sigue dando que hablar. En este sentido, hasta nueve sociedades científicas consideran imperativo dedicar una mayor financiación pública investigación biomédica. El objetivo así es alcanzar las tasas promedio de la UE, de cara a lograr nuevo avances en I+D+i clínica.

Así lo refleja un comunicado conjunto, que también considera en este sentido el desvío de este tipo de recursos a la formación continuada, permitiendo un adecuado desarrollo profesional de los sanitarios.

Las sociedades firmantes de este posicionamiento han sido la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI); Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR); la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG); la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM); Sociedad Española de Nefrología (SENEFRO); la Sociedad Española de Neurología (SEN); la Asociación Española de Cirujanos (AEC); la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN); y la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT).

Papel de la industria

En este punto, señalan que “debe estigmatizarse la colaboración y el apoyo de la industria farmacéutica en materia de investigación, formación de profesionales e impulso del asociacionismo de pacientes”. Una colaboración que, según apunta, venía desarrollándose en base a códigos éticos y de buenas prácticas y de forma transparente, responsable, honesta, independiente, plural y con rigor científico.

Por ello, apuntan al objetivo de seguir avanzando en estas políticas de transparencia en la relación con la industria farmacéutica. También en códigos deontológicos y de incompatibilidades en la colaboración entre la industria y las sociedades médico-científicas y las asociaciones de pacientes. En este sentido, también reseñan el mismo fin en “lo relativo al posible desempeño de cargos de dimensión pública y/o política en el marco de dicha colaboración”.

En última instancia, han puesto de relieve el papel a nivel estratégico de la industria farmacéutica y de tecnología sanitaria como generadora de I+D+i, de conocimiento y de riqueza en España”.

También te puede interesar…