Premios BiC

El pasado mes de junio Julio Sánchez Fierro, abogado y doctor en Ciencias de la Salud, compareció ante la Comisión para la Reconstrucción del Congreso de los Diputados.

El experto, que conoce a fondo el ámbito de la política y también el movimiento de los pacientes, ya que fue Diputado en el Congreso de los Diputados (2004-2008) y, más recientemente, vicepresidente del Consejo Asesor de Sanidad, analiza con GM sus impresiones sobre el punto el punto 47.2 del dictamen, aprobado este miércoles, que prohíbe la financiación por parte de la industria farmacéutica, de forma directa e indirecta, de las actividades de las asociaciones de pacientes.

“Prejuicios y falta de diálogo”

Sánchez Fierro subraya que este punto “es fruto de prejuicios y de falta de diálogo con las asociaciones de pacientes, que no fueron oídas en ningún momento”.

En la misma línea, insiste en que “supone ignorar la inmensa tarea a favor de millones de enfermos y sus familias”, y remarca que “formar e informar a los pacientes es clave para obtener los mejores resultados en salud”.

Impedir que la industria apoye estas actividades es un sinsentido y un auténtico “casus bellí “ en forma de recorte antisocial”, sentencia en declaraciones a GM.

Sánchez Fierro hace hincapié en que “prohibir es bloquear lo que con plena transparencia se viene haciendo, dando cumplimiento al Código ético EFPIA, aplicado en toda Europa”.

“Prohibir es bloquear lo que con plena transparencia se viene haciendo, cumpliendo con el Código ético EFPIA”

Impedir una “acción lesiva e incomprensible”

De igual modo, añade que el dictamen no tiene valor de norma, pero sí de mandato político al Gobierno. Por ello, destaca que “sería importante que, más allá del fragor del debate parlamentario, el ministro tenga la sensibilidad necesaria para no incurrir en una acción lesiva e incomprensible”.

Para finalizar, el especialista concluye que “habrá que confiar en que cuanto antes se establezca un diálogo entre el ministerio y las asociaciones de pacientes para reconducir esta espinosa medida hacia el terreno de la cordura, siempre a partir de la transparencia y del respeto a la independencia de las asociaciones de pacientes”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…