Diagnóstico de SARS-CoV-2 en farmacias: La urgencia no va en detrimento de la seguridad

64

La administración sanitaria de la Comunidad de Madrid sigue a la espera de saber si el ministerio les autoriza la realización de test diagnósticos en farmacia. Dicha estrategia resulta crucial para el cribado poblacional de asintomáticos.

El ministro Salvador Illa ha afirmado que lo harán “con seguridad y no con prisas”. A estas alturas sabemos que, si estamos saliendo de esta crisis pandémica, es porque se han tomado decisiones rápidas y eficaces, valorando los riesgos en cada momento.

Un test no es una vacuna

El ministerio recuerda, de manera frecuente, que no hay que precipitarse en la toma de decisiones. Parece razonable que, cuando se trata de investigar una vacuna, se tome el tiempo necesario.

El riesgo de darse prisa en investigación es que la seguridad se vea afectada, o que los datos recopilados tengan lagunas. Por esa razón, algunas vacunas eficaces y seguras van a volver a repetir ensayos, con el consiguiente retraso. Se trata de asegurar que la información recopilada de los estudios, en todos los rangos de edad, es la adecuada.

“La agilidad y rapidez ha sido determinante en la lucha contra la Covid-19″

Los hospitales: rapidez y resolución

De los encuentros digitales de estos días con los mejores hospitales de España y sus equipos sanitarios, hemos podido comprobar que la agilidad y rapidez ha sido determinante en la lucha contra la Covid-19. De procesos, seguridad y protocolos no hay un colectivo que sepa más que el personal sanitario. La decisión de modificar y adaptar protocolos sobre la marcha, disminuyendo riesgos, pero cambiando lo que no funcionaba, ha salvado muchas vidas.

Por ejemplo, una médico intensivista de un hospital de referencia estaba viendo cómo se morían sus pacientes. Debía tomar decisiones, y ninguna pasaba por esperar a la publicación en The Lancet de cómo tratar la “tormenta de citoquinas“. ¿Prima la urgencia sobre la seguridad? Se trata de una decisión habitual en medicina: evaluar en cada decisión el riesgo que supone y el beneficio que aporta.

¿Es un riesgo los diagnósticos en farmacias?

La Comunidad de Madrid ha elaborado un plan en el que la farmacia es un complemento clave de la búsqueda de portadores asintomáticos. Ahora, en medio de una curva de incidencia acumulada que baja, tras un pico reciente, es necesario localizar a los asintomáticos portadores del coronavirus.

Cuando estamos por debajo de los 200 positivos por 100.000 habitantes en toda España, un plan de identificación de asintomáticos podría prevenir un rebote de casos. Más relevante cuando aún no disponemos de la vacuna. ¿Resulta urgente tomar esta decisión? ¿Es un riesgo que las farmacias no sepan interpretar una prueba? No parece que ese riesgo sea relevante y tampoco que se pueda producir de manera generalizada. ¿Es un riesgo que un farmacéutico o farmacéutica se contagie? No más riesgo que el que tienen ahora atendiendo a toda la población, entre los que hay también asintomáticos que acuden a la farmacia.

“El ministro Salvador Illa no ha sido capaz de explicar el riesgo al que alude en relación a los test en farmacias”

Sin riesgo relevante, prima la urgencia

No, el ministro Salvador Illa no ha sido capaz de explicar el riesgo al que alude en relación a los test en farmacias, y la supuesta seguridad que debe prevalecer. Bajo el pretexto de la seguridad, se está demorando una decisión que apunta a que será muy condicionada y limitada. Al menos, eso temen desde la Comunidad de Madrid.

Es cierto que hay intentos de politización de uno y otro lado, en distintos ámbitos de la actualidad y con distintos temas. Pero parece que la decisión de los diagnósticos rápidos en farmacia es parte de la pugna entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Si no, no se entiende que sea tan complicado y le preocupe tanto la seguridad (aún por aclarar) como para no tener la urgencia que exige la situación.

“Los asintomáticos no identificados están contagiando a una parte de los futuros muertos por Covid-19 de las próximas 8 semanas”

La estrategia de identificación de asintomáticos resulta clave en estos momentos. Y las farmacias pueden detectarlos con una seguridad alta con los test de diagnóstico rápido, en la misma farmacia. Conozco muchas personas que recurrirán a las farmacias ante sospecha de haber estado en contacto. Si dejamos que los sintomáticos se dirijan a un centro sanitario, los asintomáticos pueden acudir a las farmacias y tener un resultado rápido y de alta fiabilidad.

Los asintomáticos no identificados están contagiando a una parte de los futuros muertos por Covid-19 de las próximas 8 semanas. Y detectarlos evitaría muertes. Esa es la única seguridad que en estos momentos debería prevalecer en la toma de decisiones del ministerio.