Premios BiC

Los Colegios profesionales con más recursos pueden orientar y compartir sus modelos de recertificación con otros Colegios.

Mientras se retoman los trabajos para aprobar el Decreto correspondiente de recertificación por parte del Ministerio de Sanidad, Madrid avanza en su proyecto en favor de sus colegiados. Se trata de sumar, y facilitar la inversión y recursos en proyectos que ya están funcionando, como el desarrollado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y la recertificación de profesionales farmacéuticos. Liderado por el COFM, el proceso de recertificación que ha puesto en marcha cuenta con el apoyo de la Universidad Complutense de Madrid y la SEFAC, lo que asegura un trabajo completo y de calidad al definir el mapa competencial. La primera convocatoria realizada por el COFM ha demostrado el interés de la oficina de farmacia: 40 farmacéuticos se han sumado al examen piloto voluntario, superado con éxito.

Desde el ministerio se aclara que Colegios y Sociedades Científicas pueden certificar

El apoyo ministerial de la iniciativa de recertificación ha venido más recientemente por parte del Director General de Ordenación Profesional del ministerio de Sanidad. Rodrigo Gutiérrez participó en el II Congreso Médico-Farmacéutico impulsado por SEFAC y SEMERGEN en Valencia. En su intervención expuso que la recertificación es una exigencia propia de calidad asistencial y se trata de una “responsabilidad de todos”. Gutiérrez confirmó que la iniciativa del COFM es “perfectamente aplicable y extensible“.

Oportunidad de extender el modelo

Con el visto bueno del Ministerio de Sanidad, se abre una oportunidad para que otros Colegios provinciales puedan avanzar en la recertificación con el modelo del COFM, algo que beneficiará a sus colegiados. De esta forma tendrían el apoyo de una sociedad científica (SEFAC) y la Universidad, ya sea la Complutense u otra que se designe. La responsabilidad de los Colegios en la recertificación abre una ventana para la colaboración interprovincial. El propio Consejo General de Colegios de Farmacéuticos podría facilitar de forma activa esta colaboración, y avanzar en su diálogo con el COFM que la está liderando en España.