Premios BiC

La compañía Gilead ha presentado datos adicionales sobre remdesivir, antiviral en investigación para tratar la COVID-19. Estos datos se han presentado en la Conferencia Virtual COVID-19, como parte de la 23ª Conferencia Internacional sobre SIDA, AIDS 2020, celebrada virtualmente.

Estos datos incluyen un análisis comparativo del ensayo SIMPLE, en Fase III, que evalúa remdesivir en pacientes severos. También, una cohorte retrospectiva de pacientes con COVID-19 graves tratados en práctica clínica real. Con esto, remdesivir se asocia a una mejora en la recuperación clínica y una reducción del riesgo de mortalidad en comparación con el tratamiento estándar. Esto supone un hallazgo relevante, que deberá confirmarse en ensayos clínicos prospectivos.

Además, los análisis de subgrupos en pacientes severos, incluyen la evaluación de seguridad y eficacia divididos en subgrupos de pacientes. La clasificación se ha realizado por grupos de raza y etnia tratados en Estados Unidos y muestra que los grupos raciales o étnicos tradicionalmente marginados. Estos resultados revelan que este subgrupo presenta resultados clínicos similares al resto de segmentos analizados en el estudio.

Datos de uso compasivo

Gilead también ha presentado nuevos análisis del programa de uso compasivo de remdesivir. Estos demostraron que el 83 por ciento de los pacientes pediátricos y el 92 por ciento de las mujeres embarazadas y en fase de posparto con un amplio espectro de gravedad de la enfermedad se recuperaron para el día 28. En esta línea, no se identificaron nuevas señales de seguridad asociadas a remdesivir en estas poblaciones. Para entender estos resultados en determinados casos individuales, Gilead anunciaba recientemente el inicio de un ensayo global abierto de fase II/III. Estos evaluaron la seguridad, tolerabilidad y farmacocinética de remdesivir en pacientes pediátricos desde recién nacidos hasta los 18 años de edad. Asimismo, la compañía estadounidense anunciaba su colaboración en un estudio para mujeres embarazadas.

En palabras de Medad Parsey, chief medical officer de Gilead, la compañía está trabajando “para ampliar nuestro conocimiento sobre la utilidad de remdesivir”. Así, afirma que “para responder a la urgencia de la pandemia, estamos compartiendo datos con los investigadores lo más rápido posible. El objetivo es proporcionar actualizaciones transparentes y en tiempo sobre nuevos desarrollos con remdesivir en poblaciones específicas de pacientes; también se incluyen aquellos que pueden ser susceptibles a tasas más altas de infección por COVID-19, así como otros que son particularmente vulnerables”.

Análisis comparativo

Gilead ha presentado también un análisis comparativo del estudio Fase III SIMPLE en pacientes graves y la cohorte retrospectiva de pacientes diagnosticados con COVID-19 grave que recibieron tratamiento estándar en práctica clínica real. Este análisis pre-planificado incluyó a 312 pacientes tratados en el Estudio Fase III SIMPLE en pacientes severos; también, una cohorte retrospectiva de 818 pacientes de práctica clínica real con características basales similares y misma gravedad de la enfermedad, que recibieron tratamiento estándar durante el mismo período de tiempo que el ensayo SIMPLE en pacientes severos.

Los resultados reflejaron que el tratamiento con remdesivir se asocia a una recuperación clínica significativa y una reducción del 62 por ciento en el riesgo de mortalidad, comparado con el tratamiento estándar. Los resultados mostraron que el 74,4 por ciento de los pacientes tratados con remdesivir se recuperaron el día 14 frente al 50 por ciento de los que recibieron tratamiento estándar. La recuperación se definió como una mejora en el estadio clínico basado en una escala ordinal de siete puntos. La tasa de mortalidad para los pacientes tratados con remdesivir en el análisis fue del 7,6 por ciento en el día 14 en comparación con el 12,5 por ciento entre pacientes que no tomaron remdesivir.

Susan Olender, del Columbia University Irving Medical Center, señala que “este análisis comparativo proporciona información adicional valiosa sobre el beneficio de remdesivir en comparación con tratamiento estándar”. “Si bien no es tan sólido como un ensayo controlado aleatorio, proporciona datos en vida real; esto aumenta nuestro conocimiento sobre este virus y refleja la evolución de la pandemia”, concluye la experta.

Estos datos se suman a los del estudio del NIAID, confirmando la tendencia de pacientes hospitalizados hacia una recuperación clínica temprana y menor mortalidad. Destaca que en el estudio del NIAID, a pesar de la tendencia, las cifras no alcanzaron una significación estadística.

Estudio en pacientes con enfermedad severa

Gilead también ha presentado nuevos datos adicionales sobre seguridad y eficacia de remdesivir del ensayo SIMPLE, en Fase III. Estos, analizan por subgrupos de raza y etnia a pacientes tratados en Estados Unidos, por las características basales globales asociadas con un mejor estado clínico y por el uso concomitante de hidroxicloroquina.

En este participaron 229 pacientes estadounidenses y se definió como mejoría clínica aquella igual o superior a dos puntos en una escala de siete. Las tasas de recuperación fueron del 84 por ciento en pacientes afroamericanos; 76 por ciento en pacientes hispanos blancos; 67 por ciento en pacientes asiáticos; 67 por ciento en pacientes blancos de origen no hispano, y 63 por ciento en pacientes que no se identificaron no ninguno de estos grupos.

Entre los resultados significativos, se extrae que de los 397 pacientes que recibieron tratamiento hay factores asociados a una mejora clínica. A nivel mundial, la raza negra; la edad menor de 65 años; el tratamiento fuera de Italia; el requerimiento de oxígeno de bajo flujo o la ausencia de necesidad de oxígeno suplementario al inicio del estudio fueron factores significativos.

Interacción con la hidroxicloroquina

Los datos in vitro muestran que la cloroquina inhibe la actividad antiviral de remdesivir, de una manera dependiente de la dosis. Basándose en esta premisa, Gilead realizó un análisis con pacientes tratados con remdesivir e hidroxicloroquina concomitantemente comparándolos con los que únicamente recibieron remdesivir. La conclusión es que la posibilidad de recuperación de pacientes que recibieron únicamente el antiviral fue mayor. Además, aquellos pacientes que recibieron hidroxicloroquina registraron tasas más altas de efectos adversos.


Noticias relacionadas: