Premios BiC

Este domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido una reunión telemática con los presidentes de las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla. La tónica general del encuentro ha sido el consenso en torno a un objetivo común: la lucha contra el coronavirus. Durante las casi cuatro horas de reunión, se han abordado los puntos que contempla el Real Decreto sobre el estado de alarma que acordó ayer el Consejo de Ministros.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra han remarcado que el confinamiento debe ser “total”. Así, se ha apelado también a la responsabilidad de los ciudadanos de salir de casa únicamente para adquirir bienes esenciales durante la crisis del Covid-19.

Los representantes de cada autonomía han presentado propuestas sobre las medidas incluidas en el Real Decreto sobre el estado de alarma a Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno se ha comprometido a revisarlas en los próximos días y ha indicado además que mantendrá reuniones con las autonomías periódicamente. Previsiblemente, según ha planteado, la próxima se celebrará el próximo domingo.

Urkullu y Torra: discrepancias sobre competencias

La línea ‘discrepante’ de la reunión ha venido de la mano del lehendakari Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. Ambos han manifestado estar del lado del Gobierno en las medidas aprobadas, aunque han hecho una crítica a la publicación de este documento. Consideran que el Real Decreto invade sus competencias, criticando que el Ejecutivo central tenga el poder de tomar el mando sobre ciertos departamentos.

A este respecto se ha pronunciado el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Ha rechazado que este documento se trate de “un 155 encubierto” y considera que establecer un mando único para afrontar esta crisis será más eficiente.

Ayuso: más material sanitario

Las peticiones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se han encaminado a solicitar más material sanitario, para garantizar su autonomía y un refuerzo de la seguridad. En concreto, la presidenta madrileña ha solicitado respiradores invasivos, unidades de monitorización UCI, fungibles de intubación o EPIs. El material que ha demandado Díaz Ayuso tendría un coste de 994 millones de euros, pero que ha determinado que es “importante para salvar vidas”. En esta misma línea se ha pronunciado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, apuntando a que fue el Ministerio de Sanidad quien se encargó de hacer una compra centralizada de estos productos.

Además, Díaz Ayuso ha solicitado un refuerzo de las Fuerzas de Seguridad del Estado en la región para solventar cualquier problema público derivado de la crisis del Covid-19. En esta línea, ha detallado que deberían reforzarse las unidades de delitos cibernéticos para evitar estafas, sobre todo a personas mayores.

Moreno: creación de un plan por si hay que cerrar fronteras

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha sugerido un plan con medidas de control en puestos fronterizos incluso decretando el cierre de los mismos. Siguiendo este hilo ha afirmado que, igual que se restringe la circulación de los ciudadanos, es necesario establecer controles de algún tipo en las fronteras para minimizar riesgos. Desde Andalucía también piden una ampliación del fondo de contingencia para hacer frente a los gastos derivados de la gestión de la crisis del Covid-19.

Además, Moreno también se ha unido a la afirmación de Gobierno de que hay que trabajar conjuntamente en la solución de este problema. Así, ha planteado firmar una declaración institucional conjunta de las CC.AA, Ceuta y Melilla “para transmitir que se puede superar esta batalla” y que se debe luchar contra el coronavirus “sin colores ni ideologías”.

Revilla y Lambán: medidas para evitar la crisis económica

Las peticiones del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y del Aragonés, Javier Lambán, se han centrado en el plano económico dentro de la crisis del Covid-19. Ambos dirigentes han solicitado a Sánchez que ponga en marcha un paquete de medidas económicas adicionales que se aplique a diferentes ámbitos.

Así, Revilla ha considerado que se deben poner en marcha recursos a disposición de los negocios afectados para “no convertir esta crisis sanitaria en una económica”. Sus peticiones se han dirigido a que se asegure el sueldo de los trabajadores para tratar de evitar situaciones de despidos, EREs y un aumento de las personas que están en paro.

Por su parte, Lambán, ha solicitado medidas para aquellos sectores que puedan verse más afectados como la hostelería, el turismo o el comercio. Y es que, el presidente aragonés ha manifestado que los comercios debería recibir una atención económica y fiscal “especial y muy generosa” por parte del Estado. Asimismo ha pedido que la industria siga a pleno funcionamiento ya que ha opinado que es “perfectamente posible y aliviaría el impacto sobre la economía”.


Noticias relacionadas:

Real Decreto sobre el estado de alarma por Covid-19: ¿qué medidas implica?

El Gobierno decreta el Estado de Alarma