Las ventajas de contar con Facme

Por Pilar Garrido, Presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme)

65

Por Pilar Garrido, Presidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme)

En la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) arrancamos 2022 con proyectos muy ilusionantes y con una tarea muy importante por delante. Los dos últimos años las prioridades de trabajo han venido impuestas por las necesidades sobrevenidas a raíz de la pandemia: las sociedades científicas y sus profesionales han mostrado su compromiso para generar evidencia científica y aportar todo su conocimiento en el momento en que era más demandado y necesario. Hoy sigue siendo muy importante, en especial la atención a la patología no COVID que, como efecto colateral a la pandemia, nos preocupa sobremanera, por lo que insistimos en que se valoren las propuestas de mejora que incluimos en nuestro último informe.

Paralelamente estamos ya trabajando en otros ámbitos, todos ellos de gran relevancia para la profesión y para la sociedad.

La brecha de género en Medicina es una realidad ya puesta de manifiesto en algunos estudios que en Facme hemos querido abordar a través de un informe: queremos conocer si existen diferencias en el acceso a puestos de responsabilidad en asistencia, docencia, gestión e investigación en función del género y si dichas diferencias son más marcadas en unas especialidades que en otras. Pero, además de analizar esa situación, propondremos medidas para corregir posibles situaciones de desigualdad de oportunidades.

Otro de los ámbitos que nos preocupa es el sistema actual de evaluación y financiación selectiva de medicamentos en el Sistema Nacional de Salud. Los médicos somos responsables de la prescripción de medicamentos y por ello Facme ha venido reclamando la participación real de los médicos especialistas, no solo en la evaluación de los medicamentos concretos, sino en la propia organización del Sistema. Desde que en 2020 el Ministerio de Sanidad anunció el “Plan de consolidación de los IPT” y la creación de la “Red de Evaluación de Medicamentos del SNS”, hemos mostrado nuestra preocupación por la falta de transparencia y debate público para revisar el sistema que debe regir en nuestro país para realizar las evaluaciones de efectividad comparada de los nuevos medicamentos, la evaluación económica y el proceso de toma de decisión de financiación pública. Por eso, en este año, uno de los objetivos de Facme es trabajar para que España no pierda la oportunidad de establecer un sistema eficiente, que evite redundancias de las administraciones y aproveche la participación de los médicos especialistas que trabajan en el SNS. Creemos que la evaluación y financiación selectiva de medicamentos requiere gobernanza y rigor técnico pero también garantías de independencia, participación de médicos y pacientes, transparencia y acceso público a los informes técnicos y a las justificaciones de las decisiones de financiación y sus revisiones.

Uno de los objetivos es trabajar para que España no pierda la oportunidad de establecer un sistema eficiente de evaluación de fármacos que evite redundancias de las administraciones y aproveche la participación de los médicos especialistas que trabajan en el Sistema Nacional de Salud

Unido a ello, confiamos también en que el Ministerio de Sanidad tenga en cuenta la contribución que pueden hacer las sociedades científicas para un uso adecuado de los fondos europeos destinados a la formación a médicos en el uso racional del medicamento, ya que este es uno de los aspectos contemplados como destino de los recursos en el Plan español de transformación, recuperación y resiliencia. Facme ya hizo en junio una propuesta para su uso eficaz, con la participación de las sociedades científicas de cuya respuesta seguimos pendiente.

La formación es un ámbito de especial interés en Facme. Por eso, en este 2022, vamos a seguir trabajando en formación sanitaria especializada y sobre todo en formación continua, especialmente en el tema de la recertificación cuyo objetivo es garantizar la confianza del paciente y del ciudadano en general en la atención médica que se presta. Muestra de ese compromiso es la reciente creación del consejo asesor de recertificación de Facme que velará porque se ponga en valor el trabajo llevado a cabo por las sociedades científicas como garantes del mejor conocimiento en cada una de las áreas. Defendemos un modelo participativo, transparente, basado en criterios bien establecidos y que utilice una metodología común.

Estamos convencidos de la importancia de Facme, porque representa a más de 120.00 profesionales, libremente asociados en las 46 Sociedades Científicas federadas que conforman Facme. Confiamos en que las administraciones cuenten con nosotros en los aspectos científicos de la toma de decisiones porque nuestro objetivo no es otro que contribuir a la mejora de la sanidad aportando la visión de los profesionales.