Premios Fundamed

La biotecnología se consolida como el sector industrial que más invierte en I+D en España, con casi 770 millones de euros. Así lo revela el último informe de La Asociación Española de Bioempresas (Asebio): ‘Preparados para la España del mañana‘.

El sector biotecnológico ha aumentado un 13 por ciento su inversión en I+D respecto al ejercicio anterior. De esta forma, continúa con la tendencia de crecimiento de los últimos 5 años.

“El 71 por ciento de la inversión fue realizada por empresas puramente biotecnológicas, consolidando al sector como el primero en inversión en términos relativos”. Así lo ha destacado el director general de Asebio, Ion Arocena.

De acuerdo a los datos anteriores, las empresas biotech se situaron en 2018 en primera posición como sector industrial que más invierte en I+D. Estas cifras sitúan al sector por delante del sector farmacéutico por primera vez.

En este sentido, el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha manifestado su apoyo al sector biotecnológico. “Sin ciencia no hay futuro; es el único camino”, ha destacado Duque.

Para consolidar este principio, Duque ha insistido en que “España debe duplicar la inversión en I+D respecto al PIB hasta situarnos, al menos, en la media europea”. Es conveniente recordar que la inversión española en este ámbito se cifra en el 1,25 por ciento, mientras que en Europa es superior al 2 por ciento.

El informe, que recoge las principales tendencias y datos del sector biotecnológico, también sitúa a España como la novena potencia en producción científica en biotecnología. El documento señala que el sector español cuenta con un indice de impacto del 30 por ciento superior a la media mundial y el 83,3 por ciento de las publicaciones de excelencia.

Financiación

En 2019 las ampliaciones de capital privado y el capital riesgo se consolidaron como los principales instrumentos de financiación. Durante todo el año ha aumentado el importe comprometido y desembolsado por las entidades gestoras de capital riesgo que invierten en compañías biotecnológicas española con más de 74 millones de euros.

En relación a las captaciones de recursos financieros, las empresas captaron 103 millones de euros en ampliaciones de capital privado, “alcanzando un máximo histórico”, ha señalado Arocena. En este marco destaca el crowdfunding como una herramienta emergente y alternativa.

Asimismo, las empresas de capital riesgo especializadas en ciencias de la vida de origen español canalizaron 74 millones de euros en compromisos de inversión nuevos en 2019.

“Si la financiación es nuestro sistema circulatorio, el talento es la otra materia prima necesaria”

Además, otro punto que ha destacado Arocena es que el número de alumnos matriculados en biotecnología se ha incrementado hasta alcanzar los 7.000 en el último ejercicio, con un 60 por ciento de mujeres.

Tejido empresarial

La asociación ha reconocido que el objetivo que persigue es el uso de la biotecnología “para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, la sostenibilidad ambiental, el desarrollo económico y la generación de empleo cualificado”.

En este sentido, Arocena ha subrayado que las empresas biotecnológicas son intensivas en contratación de personal investigador.

Por otra parte, el tejido empresarial del sector biotecnológico está fundamentado en PYMES. Este último ejercicio desvela el aumento del número de empresas que realizan actividades del sector alcanzando 3.000 compañías, 751 puramente biotecnológicas.

Más del 47 por ciento de las biotech actúan en el ámbito de la salud humana, seguidas por las aplicaciones destinadas a la alimentación, donde se sitúan un 38 por ciento de dichas empresas. Además, director general de Asebio señala que el 65 por ciento son micropymes, con menos de 10 trabajadores.

Estas empresas están distribuidas en el territorio nacional concentrándose, principalmente, en Cataluña, Madrid, Andalucía y País Vasco.

Agenda 2030 y sostenibilidad

La necesidad de ofrecer respuestas ante emergencias sanitarias y la crisis climática ha llegado también a la biotecnología. Arocena ha destacado que el sector está presente en once de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La capacidad innovadora ha hecho que la biotecnología ofrezca respuestas para protegernos ante emergencias como la provocada por la COVID-19. Todo ello con el desarrollo de vacunas, tratamientos y soluciones para su diagnóstico.

Además, el director general de Asebio ha destacado la labor de la biotecnología en otro tipo de desafíos como el envejecimiento, la cura de enfermedades, la seguridad alimentaria, la reducción de los gases de efecto invernadero o para lograr una agricultura más sostenible.

La Agenda 2030 pone al sector biotecnológico nuevas metas globales que requieren de soluciones integrales e innovadoras en las que la biotecnología es una “herramienta imprescindible” en 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, ha destacado Arocena.

En este sentido, la biotecnología es “una aliada de la naturaleza”, ha destacado la presidenta de Asebio Ana Polanco, quien considera que el sector es un referente por la capacidad transformadora que presenta.

Así como en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el sector biotecnológico influye en el Pacto Verde Europeo, en la reconstrucción de España y tiene “un impacto clave en nuestras vidas”, ha subrayado la presidenta.

“El esfuerzo inversor del sector tiene resultados tangibles en nuestras vidas y en nuestro planeta”

Ana Polanco, Presidenta de Asebio

Así lo destaca Polanco, que además destaca desafíos urgentes “que requieren una acción inmediata” y que marcan las agendas de organismos, gobiernos y empresas.

Apoyo al sector

El evento contó con la presencia a través de entrevista de dos referentes internacionales del sector de la Tecnología y la Innovación. Por un lado, Nicholas Negroponte, fundador del MIT Media Lab y, por otro, Carlos Moedas, ex-Comisario europeo de Ciencia, Investigación e Innovación.

Ambos han puesto el foco en el papel fundamental que va a jugar el sector en la nueva era post COVID-19 así como la necesidad de políticas que pongan el foco en la I+D. Negroponte ha señalado que “si pusiéramos en marcha el Media Lab hoy, como forma alternativa de ciencia y tecnología, estaría enfocado en el campo de la biotecnología, y no en la informática”.

Por su parte, Carlos Moedas ha afirmado que “se ha demostrado que aquellos países que apuestan por una fuerte inversión en I+D son los que mejor salen de las crisis; las pasadas y las futuras”.

Presentación del informe Asebio 2019

También te puede interesar…