Premios BiC 2020

El brote de coronavirus ha obligado a todos los ministerios del Gobierno a trabajar en una misma dirección: minimizar el impacto del coronavirus. Dentro de este objetivo el Ministerio de Industria ha tenido un papel muy importante. Así, ha trabajado para asegurar el abastecimiento de fármacos y equipamiento necesario para atender a los pacientes de Covid-19 durante las últimas semanas.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha dado cuenta de estas actuaciones en su comparecencia ante la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Congreso de los Dipuitados. Maroto ha resumido estas acciones en tres líneas. La primera es el incremento de la capacidad de producción de aquellas empresas que fabrican material sanitario. La segunda y la tercera se refieren a la creación de nuevas líneas de producción, tanto en compañías con maquinaria adaptable como en sectores con experiencia y capacidad adaptativa.

Importancia de la producción nacional

Según Maroto, identificar el mapa de capacidades productivas de España fue el primer paso para trabajar en estas tres líneas. En este sentido, la ministra ha destacado el trabajo de todas aquellas compañías que aceptaron este desafío. Dentro de este punto, Maroto se ha referido tanto al aumento de producción de mascarillas, equipos de protección individual o equipamiento necesario en los hospitales. El material resultante de esta producción, ha apuntado Maroto, es de gran utilidad. Por una parte, de cara al autoabastecimiento y también para crear una reserva estratégica que permita estar prevenido ante las excepcionalidades que puedan surgir.

Por otra parte, la ministra también se ha referido a las compras realizadas por el Gobierno en mercados internacionales. Aquí, ha agradecido la colaboración de entidades relacionadas con el sector como Fenin o el Ingesa para facilitar el suministro procedente de otros países.

Asimismo, ha valorado el buen tono general que se ha mantenido en las relaciones internacionales, así como la colaboración de los países ayudando a identificar proveedores con las certificaciones pertinentes y aportando soluciones en materia de logística y transporte. En este punto, Maroto también ha subrayado el esfuerzo de las comunidades autónomas para adquirir el material sanitario en mercados internacionales de forma complementaria.

Reducir el impacto en el sector

Más allá de las líneas de trabajo desarrolladas, Maroto ha expuesto las prioridades en esta nueva fase de desescalada. En este contexto ha aseverado que la misión principal es amortiguar el impacto de la pandemia en el tejido productivo y el empleo del sector industrial en España. Dentro de este objetivo, la ministra ha aludido a la necesidad de no dejar a nadie atrás en el proceso. Y es que, atendiendo a las predicciones tan poco halagüeñas respecto a la recuperación de la economía tras la pandemia, Maroto ha incidido en la necesidad de actuar con solidez.

La ministra ha resaltado que en este momento, todos los agentes han demostrado una mayor rapidez de actuación que en la crisis económica de 2008. Siguiendo este hilo, ha resaltado la importancia de actuar con confianza, seguridad y certidumbre, para poder iniciar con celeridad y garantías sanitarias la recuperación económica y social. Para ello, Maroto ha recordado algunas de las medidas propuestas por el Ejecutivo para ayudar a la industria y el comercio, como por ejemplo, las líneas de crédito a empresas para favorecer su funcionamiento durante estos meses.

Maroto ha instado a actuar con confianza, seguridad y certidumbre, para poder iniciar con celeridad y garantías sanitarias la recuperación económica y social

Unión nacional e internacional

En la reactivación de la industria, ha afirmado la ministra, las próximas ocho semanas van a ser clave. Para acometer este objetivo, Maroto ha señalado la necesidad de alcanzar un pacto por la industria con vocación de estabilidad y compromiso presupuestario, y en el que se tenga en cuenta la transición ecológica.

Maroto ha concluido que en esta línea cobra gran importancia la cooperación internacional. Por ello ha asegurado que es necesario impulsar la competitividad de la industria europea frente a grandes competidores como China o Estados Unidos. Dentro de este proceso, Maroto ha opinado que España puede jugar un papel importante por lo que ha explicado que en su ministerio ya están trabajando con los países europeos para alcanzar este objetivo.


Noticias relacionadas: