Premios BiC

La Covid-19 está presentando desafíos a muchos niveles. El gran reto que se les está presentando a los portavoces de Sanidad del Parlamento está en separar la vertiente puramente política de la imprescindible cuestión técnica. Rosa Medel, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos en el Congreso, marca muy bien sus límites. Lleva 25 años trabajando como oftalmóloga. Por ello, en el encuentro virtual que ha mantenido con Gaceta Médica y El Global desde su domicilio, en Valencia, cuida mucho sus palabras a la hora de responder las cuestiones más vinculadas a la epidemiología.

En un momento de duras críticas a la gestión del Gobierno, ella no duda en redirigir la mirada a los expertos que asesoran a las autoridades, que tienen, dice, toda su confianza. No descarta que se puedan estar haciendo algunas cosas mal, pero se muestra segura de que no es ahora el momento de analizarlas. Ese momento llegará, no obstante, porque para Rosa Medel, como para tantos otros, el mundo ha cambiado y ahora toca adaptarse.

La portavoz se planta en este nuevo statu quo para seguir defendiendo la “recomposición de lugar” que, según Unidas Podemos, tendrá que adoptar la industria farmacéutica en la era post-coronavirus.

Pregunta. Según el director general de la OMS, estamos ante una “pandemia de pandemias”, que puede volver a rebrotar. ¿Está de acuerdo?

Respuesta. Estoy de acuerdo. Este virus ha venido para quedarse y va a ir por fases. En unos sitios bajará mientras que repuntará en otros. Así ocurrirá mientras no tengamos una vacuna, que espero que ofrezca una inmunidad larga, o un tratamiento.

P. En España hay consenso político, de momento, para ampliar el estado de alarma, pero no son iguales las posibilidades de rubricar un gran acuerdo nacional, esos nuevos Pactos de la Moncloa a los que aspira el Gobierno. De cara a la negociación que se abrirá en el Congreso, ¿qué cuestiones será imprescindibles incluir, para Unidas Podemos?

R. La cuestión imprescindible es la que repiten el Gobierno y los partidos que lo soportan: que nadie se quede atrás. Todos los partidos progresistas están en esa línea avalada por la Constitución. Unidas Podemos y el PSOE ya tenían un acuerdo previo antes de la pandemia pero ahora el país es otro, como también es otra la UE.

No obstante, aunque el marco ha cambiado completamente, pensamos que refuerza nuestra posición en muchísimos aspectos. Todos saben que nuestra idea general es reforzar el Estado del Bienestar, los servicios públicos, la Sanidad, la Educación, que no peligren las pensiones… En este momento es ahí donde vamos a apostar. El Gobierno ha empezado ya a trabajar en esta línea. Ayudas a pymes, hipotecas, prohibición de los despidos o ERTEs han aparecido como medidas indispensables. Vivimos en un sistema capitalista que no ha conseguido solucionar este problema y los servicios públicos son vitales.

P. Ha mencionado a la Unión Europea. ¿Cómo ve su papel en el abordaje de esta crisis?

Rosa Medel, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos, ha mantenido un encuentro virtual con Gaceta Médica y El Global.

R. La cuestión es la Unión Europea. La pandemia no la tiene España solo, es un problema en toda la UE y las salidas tienen que ser globales. Si no se toman en el marco de la UE no podremos salir con garantís de esta situación, y para eso tienen que dar un giro: hay que volver al origen, a ese espíritu de una Europa solidaria. No se puede repetir lo que pasó en 2008, que las clases medias paguen una crisis que no provocaron. En esta crisis nadie tiene la culpa, pero algo se tiene que hacer.

P. Estamos entre los países que mayor número de muertos por población, si no a la cabeza, y también tenemos el mayor porcentaje de sanitarios infectados. ¿Cuál es la explicación a estas cifras, para el grupo de Unidas Podemos, y qué autocrítica realiza a la gestión del Gobierno? 

R. Tenemos una alta tasa de mortalidad, pero también tenemos la tasa de curación más alta, de en torno a 82.000 curados. La tasa de mortalidad —el número de fallecidos por habitante— es alta y tiene varias explicaciones, pero la de letalidad —el número de fallecidos por contagiados— no lo es tanto. Está en torno al 10 por ciento, si bien no sabemos la totalidad de los contagiados.

En cuanto a la tasa de mortalidad, tenemos una pirámide invertida. Más del 25 por ciento de la población está por encima de los 65 años y el virus afecta especialmente a personas por encima de esa edad. Nos pasa a nosotros y a países como Francia o Italia. Las tasas de mortalidad en países con otras pirámides son más bajas.

Pero hay más detalles. Uno es la definición de caso: si no coincidimos es un problema. Si en Alemania no se cuenta un fallecimiento debido a una insuficiencia renal crónica con coronavirus, es un problema. Además, nadie tiene inmunidad frente a la Covid-19. No sabemos cómo se comporta. Y es difícil comparar, pero en el caso de la gripe, que cada año causa 10.000 muertos en nuestro país, mucha población tiene anticuerpos, algo que ahora no existe.

Otro factor que puede afectar son los recortes. Llevamos 30 años de recortes en Sanidad con privatizaciones, menos personal, menos camas y menos UCIs. Todo esto puede dibujar el cuadro de las tasas de mortalidad y letalidad.

Rosa Medel: ” No sé a qué porcentaje se podrá llegar, pero es que tampoco sé qué PIB vamos a tener”

P. Es hora empezar a pensar en el futuro. ¿Qué medidas habría que adoptar, según UP, para reforzar el SNS?

Rosa Medel, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos.

R. La Atención Primaria tiene que ser el eje sobre el que pivote cualquier sistema sanitario. Es preciso reforzarla, porque ha sido muy castigada. En esta pandemia ha jugado un papel fundamental. Ha evitado el colapso hospitalario y, además de ser un freno, ha atendido a pacientes no Covid, evitando que fueran al hospital y se contagiaran. Ya tenemos un Sistema Nacional de Salud que pivota sobre la AP. Lo más importante después será la desprivatización paulatina. Vamos a entrar en una crisis económica importante y no podemos tirar el dinero. Se ha demostrado que la gestión pública directa es la más eficiente. Sacar dinero público y derivarlo a manos privadas para que hagan negocio es intolerable.

P. ¿Y en relación a la financiación sanitaria?

R. Teníamos el acuerdo de llegar al 7 por ciento del PIB de aquí a 2023. No sé a qué porcentaje se podrá llegar, pero es que tampoco sé qué PIB vamos a tener. Y ahí, de nuevo, las políticas europeas no pueden estrangularnos.

P. Ahora que se ha fijado el PVP máximo de productos como las mascarillas, las oficinas de farmacia (acusadas injustamente de especuladoras) se exponen a vender a pérdidas el stock sin que se haya planteado ayudas para ellas. Además, siguen sin ser considerados ‘personal de riesgo’. ¿Qué opina?

R. Habrá que estudiar qué perjuicio les ocasiona esa medida. Pero no se puede vender una mascarilla a un precio que no sea razonable. En cuanto al otro punto, el personal de la farmacia corre riesgos, como el del supermercado. Y en el caso de los trabajadores de supermercados, las empresas privadas están obligadas a ofrecer los equipos de protección. Una farmacia es una empresa privada que tendrá que ofrecer equipos de protección.

Rosa Medel: “Una farmacia es una empresa privada que tendrá que ofrecer equipos de protección”

P. La defensa de lo público define el discurso de Unidas Podemos, pero a la luz de esta crisis el Gobierno ha subrayado el importante papel que está llevando a cabo el sector privado, y en concreto el sector farmacéutico (industria, distribución y farmacia) a la hora de investigar, de potenciar la fabricación de los medicamentos necesarios para evitar desabastecimientos, distribuirlos y dispensarlos con todas las garantías de seguridad para el paciente…  Teniendo en cuenta que entre los deberes a retomar también estará el firmar una nueva estrategia de política farmacéutica, ¿qué postura defenderá Unidas Podemos para este sector?

R. Creemos que tiene que haber un cambio de modelo. Defendemos la industria pública de la salud. Toda España se ha reorientado porque estamos en una situación crítica. Hay que agradecer a la industria todo lo que ha hecho y esperamos que siga arrimando el hombro, pero Podemos defiende una industria pública de medicamentos.

P. Otros portavoces han señalado, también, cómo esta crisis ha puesto de manifiesto que la colaboración público privada no es necesariamente mala, y que funciona y ofrece ventajas para todos cuando hay lealtad entre las dos partes, como así está ocurriendo especialmente en el campo investigador. ¿Se plantea Unidas Podemos rebajar las críticas a estas fórmulas de colaboración, que serán claves para abordar futuras situaciones similares que puedan venir?

R. Apostamos por desarrollar la relación entre la Agencia Española del Medicamento y el Centro Militar de Farmacia de la Defensa. Ahora están produciendo paracetamol. Pero nadie sobra. La industria farmacéutica tiene cabida, pero la relación tiene que cambiar. La industria tendrá que hacer una recomposición de lugar. Pero hay que racionalizar el gasto farmacéutico, desmedicalizar la sociedad, cambiar el modelo de visión de la enfermedad y del tratamiento. Porque el mundo que viene es un mundo diferente. Por supuesto que todos esperamos la vacuna contra la Covid-19. Pero hablamos de empresas privadas tienen muchísimas subvenciones públicas. Esperamos que tengan éxito, pero también que no pase lo mismo que ocurrió con la hepatitis C y que el precio se fije en función de los costes. Porque todos tenemos que entender que no podemos dejar abandonado a nadie.

Rosa medel: ” Apostamos por desarrollar la relación entre la Aemps y el Centro Militar de Farmacia de la Defensa”

P. Todo el mundo espera con ansias la vacuna contra la Covid-19, pero cuando llegue, será vital haber hecho una compra con previsión. ¿Debería realizarse un plan a largo plazo para que las compañías puedan tener una previsión clara de las compras, no ya de la aún hipotética vacuna frente al coronavirus, sino también para la vacuna de la gripe o del neumococo?

R. El ministro ya lo ha comentado. El Gobierno está en ello. Por supuesto que hay que tenerlo en cuenta. Hay que evitar una suma de dos pandemias, porque en realidad la gripe estacional es una pandemia.

También te puede interesar…