Cinco años después de su creación, Idorsia, compañía biofarmacéutica especializada en moléculas pequeñas, inicia su actividad en España con el objetivo de «convertir la ciencia en soluciones para los pacientes». Así lo ha manifestado en un encuentro con periodistas Manuel Ortega, director general de Idorsia España.

La compañía, con sede en Suiza, nació en 2017 tras la adquisición de Actelion -empresa que, a su vez, había nacido en 1997 e integraba a gran parte de la plantilla actual de Idorsia- por parte de Johnson & Johnson.

Actualmente, cuenta con una cartera de 11 moléculas y recientemente ha recibido la autorización de comercialización por parte de la Comisión Europea (CE) para su primer fármaco. Se trata de daridorexant, un antagonista dual de los receptores de la orexina, indicado para el tratamiento del insomnio crónico en adultos. Este fármaco reduce el desencadenante de la vigilia y permite que se produzca el sueño, manteniendo intacta la estructura de éste en todas sus fases.

Moléculas pequeñas

Idorsia se caracteriza por su investigación sobre moléculas pequeñas, con bajo peso molecular, que les otorga una mayor capacidad para atravesar las membranas celulares rápidamente, dando lugar a mecanismos de acción novedosos que permiten avances cualitativos en el abordaje de las patologías.

«En esta compañía se han elegido áreas de investigación donde hay una necesidad de mejora o no cubierta. Es decir, en patologías dónde la compañía considera que puede aportar valor», ha explicado en el mismo encuentro Verónica de Miguel, directora médica de Idorsia España.

Las cinco moléculas de Idorsia que se encuentran en fase III de desarrollo están enfocadas al manejo de la hipertensión resistente, el lupus eritematoso sistémico, la sospecha de infarto agudo de miocardio, la enfermedad de Fabry y la prevención del vasoespasmo cerebral asociado con hemorragia subaracnoidea aneurismática. La compañía trabaja, además, en la fase 1 de desarrollo de otras moléculas en el campo de la inmunología y los trastornos en el almacenamiento lisosomal.

Compañía en expansión

La biofarmacéutica cuenta actualmente con más de 1.200 empleados en todo el mundo, de los que la mitad se dedican directamente a labores de investigación y desarrollo. Tras su implantación en EEUU, Canadá, y Japón, la compañía se encuentra inmersa en una potente estrategia de expansión en Europa, con el establecimiento de sedes en España y las mencionadas Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

“En paralelo a esta expansión -ha subrauado Olga Espallardo, directora de Market Access de Idorsia España-, durante sus cinco años de vida, la compañía ha invertido más de 2.000 millones de euros en la investigación y el desarrollo de sus actuales tratamientos, centrados en las áreas terapéuticas cardiovascular, sistema nervioso central, trastornos inmunológicos y enfermedades raras”.


También te puede interesar…