Premios BiC 2020

La Generalitat de Cataluña ha anunciado que “en próximas semanas” pondrán en marcha cribados comunitarios de casos COVID-19 a través de la realización de “fáciles” test de autodiagnóstico por los propios ciudadanos, que podrán recoger en las farmacias y entregar posteriormente en ellas las muestras para su registro.

Josep María Argimon

Esta iniciativa ‘copia’ el modelo exitoso que ya se sigue en esta región respecto al Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon a través de farmacias y será compatible con otras estrategias de cribado y control de la COVID-19. “Apostamos por las automuestras frente a los test de antígenos en farmacias, porque lo consideramos más factible y creemos que las farmacias se sienten así más cómodas. Eso sí, no nos cerramos a nada y puede llegar el momento en el que las farmacias hagan test de antígenos”, ha expuesto Josep María Argimon, secretario general de Salud Pública de la Consejería de Salud.

El modelo de autorealización de test por los ciudadanos que se plantea es el siguiente, según lo explicado por Armingon: los ciudadanos recibirán una carta en la que se les anima a participar en este cribado y se les invitará a acudir a alguna de las farmacias que participen “de forma voluntaria” en la iniciativa a recoger el test de autodiagnóstico. Una vez se toma la muestra en el domicilio, deberá ser entregada en la farmacia para su análisis. Este es el mismo procedimiento (captación-recogida de kit-entrega de muestra) que se sigue respecto al Programa de Detección de Cáncer de Colon en Cataluña.

Así se toma la muestra del test

Armigon ha destacado que el test de autodiagnóstico que se empleará en esta iniciativa se basa en la toma de automuestra por isopo nasal (frente a otros test de autodiagnóstico basados en la punción del dedo). No obstante, “la toma de muestra es muy sencilla”, ha indicado. En concreto, “basta con introducir apenas un centímetro o dos el hisopo en la fosa nasal; es muy poco agresivo y menos invasivo que hurgarse la nariz”, ha expuesto de forma elocuente Argimon. Cabe recordar que esta toma de automuestras ya se están realizando en entornos como los centros educativos

Cuando el paciente devuelva la muestra a la farmacia, el establecimiento de encargará de volcar el resultado en el sistema público. Argimon ha enfatizado que aquellos que resulten positivos “se iniciará el procedimiento habitual”, como es la comprobación por PCR y las medidas de prevención y aislamiento”. El secretario de Salud Pública ha puesto en valor la viabilidad de esta iniciativa puesto que “ya se cuenta con la logística del programa de cáncer de colon; dará buenos resultados”.

Trabajarlo con los COF

Eso sí, Argimon ha querido recordar que “es una estrategia que no se iniciará mañana”. Las previsiones apuntan a “próximas semanas”.

“Ahora tenemos que seguir hablando con los colegios farmacéuticos para perfilar el programa y que desde estas corporaciones se informe a los colegiados”. Argimon ha pedido a los ciudadanos “que no se acerquen a preguntar a los farmacéuticos porque aún no se les ha explicado en detalle a estos profesionales”. Sí ha querido recordar que la experiencia con el programa de cáncer de colon y su “mecánica análoga” hace que “no sea una iniciativa complicada o desconocida para ellos”.

Cabe recordar que, en una entrevista con EG, el presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Barcelona y del Consejo de COF de Cataluña, ya avisó que la realización de test de autodiagnóstico y la recepción de muestras en las farmacias era una de las opciones que ya estaban sobre la mesa en las negociaciones con la Generalitat.