Premios BiC

La Comisión de Sanidad del Senado ha aprobado por mayoría la moción de Ciudadanos para flexibilizar la situación de los nuevos anticoagulantes orales, más conocidos como ACOD. En este sentido —y a excepción del Grupo Socialista—, la Cámara Alta ha extendido su voto a favor de la eliminación del visado a estos medicamentos. Además de avalar una petición muy reiterada por expertos y pacientes, la votación del Senado se configura como un hecho importante a tener en cuenta en un momento clave, en el que Sanidad estudia la revisión de las condiciones de financiación de los ACOD.

La moción defendida por Miguel Sánchez, portavoz de Sanidad de C´s en el Senado, es una réplica de la que el grupo ya presentó en la Cámara Baja en forma de PNL y diversas preguntas. En estas iniciativas, el grupo ha cuestionado al Ejecutivo sobre la posibilidad de extender la cobertura pública de estos fármacos y ha insistido en la necesidad de poner el acento en el tratamiento a la trombosis, en claro incremento a causa de la COVID-19.

Ciudadanos no ha sido el único grupo que ha hecho bandera de la revisión del visado a los ACOD. Al igual que la formación naranja, también el grupo popular registró en el Congreso una PNL al respecto. Su portavoz de Sanidad, Elvira Velasco, y su homólogo de Ciudadanos, Guillermo Díaz, dieron cuenta de su contenido en el encuentro virtual ‘El futuro de los ACOD en la era post-COVID’, organizado por Gaceta Médica a finales de julio.

Esas reivindicaciones del PP también han encontrado su hueco en la moción debatida en el Senado, gracias a la inclusión de una enmienda para que los ACOD sean considerados medicamentos de primera elección.

La moción de C´s, al detalle

El objetivo último de la moción, tal y como expuso Miguel Sánchez, es garantizar el acceso a los ACOD “suprimiendo este requisito de autorización”. Esta medida, aseguró, contribuiría a la simplificación de trámites “atendiendo al principio de proporcionalidad”. Una determinación que se enfoca en conseguir otro fin muy demandado por los expertos: reforzar la adherencia terapéutica.

Desde Ciudadanos califican a los visados como una “dificultad añadida” de serias consecuencias para pacientes en los que esta  adherencia ya se encuentra gravemente comprometida. Pero esta motivación cobra aún más relevancia si cabe dado el incremento de pacientes con trombosis a consecuencia de la COVID-19.

De esta manera, la formación naranja ha subrayado la “incoherencia” de mantener un sistema que solo se articula como una traba burocrática. “No parece proporcional teniendo en cuenta las perturbaciones que genera”, ha apuntado Sánchez.

La enmienda popular

A la propuesta original de Ciudadanos se presentaron tres enmiendas. Todas fueron aprobadas. Entre ellas destaca la del Grupo Popular, que ahonda —en línea con otra de las reivindicaciones más reiteradas por los expertos— en la equiparación de España en materia de financiación de los ACOD a países europeos como Portugal y Grecia. “Están financiados por la Seguridad Social en un segundo nivel, porque precisa de un informe de especialista que lo justifique”, han puntualizado.

En la defensa de la misma, la vocal de la formación en la Comisión, María del Carmen Leyte, ha señalado que durante la pandemia varias CC.AA han obviado el informe de especialista. Sociedades científicas como la SEHH y la SEC han aplaudido este “paso en la buena dirección” y el grupo popular en el Senado lo ha avalado.  “Sería un error volver atrás”, ha apuntado Leyte.

Asimismo, el PP ha indicado los beneficios de los anticoagulantes de acción directa respecto a los inyectables en la coyuntura actual. “Estos medicamentos no tienen interacciones importantes y su control es mínimo”, ha señalado la senadora.

La Comisión de Sanidad del Senado, en su reunión del 13 de octubre.

Pendientes de la revisión de los criterios de financiación de los ACOD

Se da la circunstancia de que los criterios de financiación de los ACOD están siendo sometidos a estudio, tal y como confirmó el Gobierno recientemente en una respuesta parlamentaria a Ciudadanos. Este argumento ha motivado el voto en contra del Grupo Socialista a la moción, según ha apuntado su vocal Manuel Escarda. “Este tema está pendiente de un posicionamiento terapéutico por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y del correspondiente debate en el Consejo Interterritorial”, ha aseverado.

Este estudio fue solicitado a la Aemps ya antes del verano por la Consejería de Sanidad de Madrid. Durante su participación en el encuentro ‘El futuro de los ACOD en la era post-COVID’, el consejero Enrique Ruiz Escudero aseguró haber instado a la Agencia a valorar extender la financiación de los nuevos anticoagulantes orales “a otras patologías o indicaciones en las que se haya demostrado su eficacia”.

También te puede interesar…