Premios BiC

El grupo popular en el Congreso de los Diputados ha registrado una Proposición no de Ley para suprimir el visado a los ACOD. La petición, firmada por los diputados Elvira Velasco —portavoz de Sanidad en la Cámara Baja—, José Ignacio Echániz y Concepción Gamarra insta al Gobierno a adoptar esta medida en relación a la lucha frente a la Covid-19. La PNL reconoce las medidas coyunturales que se han adoptado estas últimas semanas, pero asegura que el problema de los pacientes “no es coyuntural”.

Según cálculos de la Federación Española de Pacientes Anticoagulados, en España cerca de un millón de personas necesitan de tratamiento anticoagulante. Esta cifra representa el 2 por ciento de la población española. El perfil del paciente es, en su mayoría, una persona por encima de los 70 años, con patologías cardíacas de base, como la fibrilación auricular no valvular y otras comorbilidades.

Entre 2008 y 2011, los anticoagulantes de Acción Directa o ACODs fueron acreedores de decisiones positivas para su financiación por el SNS. Pero posteriormente se establecieron las reservas singulares para su prescripción, dispensación y financiación a través del visado.

El visado a los ACOD, durante la pandemia

La llamada a suprimir el visado a los ACOD atiende a lo ocurrido en estas últimas semanas, con motivo de la pandemia de Covid-19. Aduce el PP que “la mayoría de los servicios de salud” adoptaron decisiones de concesión automática del visado a aquellos nuevos pacientes que requirieran tratamiento anticoagulante “y durante el tiempo que durara el actual Estado de Alarma”.

Esta decisión trataba de evitar que los pacientes tuvieran que acudir a realizarse los controles de coagulación. Pero no solo eso. También suponía, añade el grupo popular, “un reconocimiento de la efectividad, conveniencia y seguridad de estos tratamientos“, pese a seguir sometidos a visado.

Igualmente, mediante Orden Ministerial SND/266/2020, de 19 de marzo, el Gobierno estableció medidas para asegurar el acceso a la prestación farmacéutica del SNS al colectivo de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social. Entre ellas, una excepción transitoria a la obligación de estampillar el sello de visado de recetas de aquellos medicamentos sometidos, según la legislación vigente, a reservas singulares consistentes en la imposición del visado previo a su dispensación por oficinas de farmacia.

“El problema del visado no es coyuntural”

El problema del visado, sin embargo, no es de carácter coyuntural para estos pacientes, solo durante el tiempo en el que se mantenga el Estado de Alarma y la fase más crítica de respuesta sanitaria al coronavirus”, asegura el PP. Al contrario, la PNL recoge que “hay consenso entre las sociedades médicas y la organizaciones de pacientes al efecto de considerar que el acceso a esta terapias vienen siendo un problema recurrente”.

A ello se suma el hecho de hablar de un área de alto impacto para los españoles: el ictus. Cada año, unos 120.000 españoles sufren un ictus. De ellos, aproximadamente un tercio queda con secuelas. “Estamos ante la segunda causa de mortalidad total en España, después del infarto de miocardio, y la primera en mujeres”, apunta el PP.

Según datos del INE incluidos en esta PNL, el ictus causó 26.937 defunciones durante 2017. De ellas, 15.382 eran mujeres. El ictus isquémico supone también la primera causa de discapacidad y la segunda de muerte a nivel mundial.

La exención temporal del visado a los ACOD, “adecuada y  oportuna”

Para el PP, la exención temporal del visado a los ACOD ha sido “oportuna y adecuada”. Sin embargo, añade, tal como está hoy planteada, es limitada por duplicado. Tiene un límite temporal (durante el Estado de Alarma) y en su ámbito de actuación (solo para nuevos pacientes).

España “va a enfrentar una larga lucha” contra el coronavirus, que no terminará cuando se supere la fase más crítica, recuerda el PP. Será preciso mantener por ello, a su juicio, “un elevado nivel de alerta tanto” para la efectiva reducción de los casos que ahora se registran, como especialmente para prevenir rebrotes y nuevas ondas epidémicas.

Por todo ello, y además de instar al Gobierno a suprimir el visado a los ACOD, la PNL llama a adoptar las decisiones necesarias para “garantizar el acceso a la más adecuada opción farmacológica para los pacientes que actualmente reciben tratamientos anticoagulantes, en atención a las específicas circunstancias de sus patologías, a la seguridad farmacoterapéutica, a la máxima prevención en los contactos, y a los requerimientos en relación con la actual epidemia de coronavirus y la previsión de eventuales nuevas ondas de contagios”.

También te puede interesar…