Premios Fundamed

La cogobernanza entre Gobierno, comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla ya ha entrado en vigor, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Este modelo se seguirá durante la transición hacia una nueva normalidad, es decir, durante la desescalada. Establece que la decisión sobre el avance o retroceso de los diferentes territorios en cuanto a las distintas fases será un proceso “flexible, de permanente diálogo y estará bajo los principios de absoluta colaboración y cooperación” entre el Ministerio de Sanidad y las CC.AA.

De este modo, tanto las CC.AA como Ceuta y Melilla, deberán realizar un análisis sobre la fase en la que se encuentra cada territorio en cada momento. También deberán informar de la fase que se proponen transitar, la descripción de las medidas a adoptar y las fechas propuestas para su entrada en vigor. Además, tendrán que incluir un análisis de las capacidades estratégicas disponibles en el sistema sanitario, la evolución epidemiológica esperada en el territorio y los mecanismos para reducir el riesgo de transmisión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo el 3 de mayo la octava conferencia telemática con los presidentes autonómicos sobre la crisis del Covid-19

Dicho análisis se realizará de acuerdo a una serie de indicadores:

  • Capacidades estratégicas disponibles en el sistema sanitario en: los sistemas de alerta precoz y vigilancia epidemiológica, la identificación y contención rápida de fuentes de contagio, la capacidad de aislamiento y control de las fuentes de contagio confirmadas y potenciales, la Atención Primaria y la Asistencia Hospitalaria.
  • Mecanismos y estructuras existentes y previstas para garantizar las medidas necesarias de protección colectiva para reducir el riesgo de transmisión y la evolución epidemiológica en el territorio.
  • Disponer o tener acceso o capacidad de instalar, en un plazo máximo de cinco días, entre 1,5 y 2 camas de cuidados intensivos y entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes.

Una medida “flexible”

Con carácter general, la unidad territorial será la provincia, la isla o la ciudad autónoma. Sin embargo, después de que varias comunidades rechazaran esta medida, el Gobierno ha anunciado que será “flexible”. Así, podría permitir establecer otros ámbitos de aplicación de nivel territorial inferior a la provincia si se argumenta y cumple los requisitos. La principal condición, como ya adelantó Salvador Illa en su su última comparecencia en el Congreso, es que se pueda garantizar el aislamiento en caso de que fuera necesario.

En concreto, fueron siete CC.AA (Cataluña, la Comunidad Valenciana, País Vasco, Galicia, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha) quienes se mostraron disconformes. Todas ellas proponían que se hiciera una desescalada por áreas sanitarias. Ante la reclamación, el ministro de Sanidad se mostró abierto a estudiar dicha posibilidad.

Así, Ministerio de Sanidad y CC.AA estudiarán juntos las propuestas y consultarán, en su caso, a los Ministerios competentes en cada materia. Además, las CC.AA tendrán que garantizar la disponibilidad de profesionales sanitarios durante la desescalada. No se recomienda un número inferior al existente en el Real Decreto por el que se prorroga el estado de alarma. Sí será necesaria la reorganización de acuerdo con las prioridades de esta fase de transición, dotando a las estructuras de Salud Pública y Atención Primaria de los recursos necesarios.

Fase 1 en cuatro islas

Mientras la mayoría de España comienza hoy de forma oficial con la fase 0 del plan de desescalada, hay cuatro territorios que toman ventaja. Se trata de las islas canarias de El Hierro, La Gomera y La Graciosa, y la isla balear de Formentera. Estas cuatro islas se adelantan y comienzan por la fase 1, pues la situación de coronavirus es muy favorable en estos territorios.

Respecto a las tres islas de Canarias, desde hace más de 28 días no tienen ningún caso confirmado, ningún caso ha requerido ingreso en UCI, no ha habido ningún fallecido, no se ha producido ningún caso en trabajadores sanitarios y tampoco hay ningún caso en residencias de mayores.

En cuanto a Formentera, esta isla solo ha tenido 2 casos de Covid-19 entre el 22 y el 28 de abril. Durante todo el periodo epidémico se han detectado 32 casos con síntomas compatibles con la enfermedad y de las 46 PCR realizadas, solo 5 han resultado positivas. Además, no tiene residencias de personas mayores y los niveles de ocupación hospitalaria son inferiores al 50 por ciento.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…