Premios BiC 2020

La Comisión Europea ya está dando los primeros pasos hacia la creación de la Unión Europea de la Salud, anunciada por la presidenta Ursula Von der Leyen en su discurso sobre el estado de la Unión. Algo que ya pedía el Parlamento Europeo pues, tras la crisis del coronavirus, consideraba que la UE necesita tener un papel mucho más fuerte en el área de Salud Pública.

“Nuestro objetivo es proteger la salud de todos los ciudadanos europeos. La pandemia ha puesto de relieve la necesidad de una mayor coordinación en la UE, unos sistemas sanitarios más resilientes y una mejor preparación ante futuras crisis“, ha destacado Von der Leyen.

“Estamos cambiando la manera en que hacemos frente a las amenazas transfronterizas para la salud. Hoy comenzamos la creación de una Unión Europea de la Salud para proteger a los ciudadanos con unos cuidados de alta calidad durante una crisis y equipar a la Unión y a sus Estados miembros para prevenir y gestionar las emergencias sanitarias que afectan a toda Europa”, ha añadido.

Por su parte, Stella Kyriakides, comisaria de Salud de la UE, ha afirmado que la salud es, más que nunca, una preocupación esencial para nuestros ciudadanos. Y ha indicado que, en tiempos de crisis, los ciudadanos esperan que la UE asuma un papel más activo. De ahí que estén “reforzando las bases para conseguir una UE más segura, mejor preparada y más resiliente en el ámbito de la salud, que supondrá un cambio significativo en nuestra capacidad de respuesta colectiva”.

“La Unión Europea de la Salud consiste en prepararse ante las amenazas sanitarias comunes y hacerles frente como una Unión. Tenemos que hacerlo para responder a las expectativas de nuestros ciudadanos”, ha declarado Kyriakides.

Las propuestas de la Comisión

De este modo, la Comisión ha presentado una serie de propuestas que se centran en fortalecer el marco de seguridad sanitaria de la UE y renovar el marco jurídico vigente para abordar las amenazas transfronterizas graves para la salud. Además, plantean el refuerzo de la preparación frente a las crisis y la capacidad de respuesta de las principales agencias de la UE, como el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Marco más sólido de seguridad sanitaria

Para crear un mandato más sólido de coordinación entre la Comisión y las agencias de la UE, proponen un nuevo Reglamento sobre las amenazas transfronterizas graves para la salud, con las siguientes características:

  • Reforzará la preparación: se elaborarán planes y recomendaciones de preparación ante las crisis sanitarias y las pandemias a escala de la UE para adoptar planes a nivel nacional, junto con marcos globales y transparentes para presentar informes y auditorías. El ECDC y otras agencias de la UE apoyarían la preparación de dichos planes nacionales. Los planes serían auditados y sometidos a pruebas de resistencia por parte de la Comisión y las agencias de la UE.
  • Fortalecerá la vigilancia: se creará un sistema de vigilancia reforzado e integrado a escala de la UE, utilizando la inteligencia artificial y otros medios tecnológicos avanzados.
  • Mejorará la notificación de datos: se pedirá a los Estados miembro que intensifiquen la notificación de los indicadores de sus sistemas sanitarios (por ejemplo, la disponibilidad de camas hospitalarias, la capacidad de tratamiento especializado y de cuidados intensivos, la cantidad de personal con formación médica, etc.).
  • La declaración de una situación de emergencia en la UE desencadenaría una mayor coordinación y permitiría el desarrollo, almacenamiento y adquisición de productos necesarios ante la crisis.

Agencias más sólidas y operativas

La COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de que, tanto el ECDC como la EMA, deben reforzarse y dotarse de mandatos más sólidos para proteger mejor a los ciudadanos de la UE y hacer frente a las amenazas transfronterizas graves para la salud.

Reforzar el ECDC en:

  • La vigilancia epidemiológica a través de sistemas integrados que permitan la vigilancia en tiempo real.
  • La planificación, presentación de informes y auditoría de la preparación y respuesta.
  • La formulación de recomendaciones y opciones no vinculantes para la gestión de riesgos.
  • La capacidad para movilizar y desplegar el grupo de trabajo de la UE sobre la salud para respaldar la respuesta local en los Estados miembro.
  • La creación de una red de laboratorios de referencia de la UE y una red para la gestión de sustancias de origen humano.

Reforzar la EMA para:

  • Investigar y mitigar el riesgo de escasez de medicamentos y productos sanitarios fundamentales.
  • Proporcionar asesoramiento científico sobre medicamentos que puedan ser capaces de tratar, prevenir o diagnosticar las enfermedades que causan esas crisis.
  • Coordinar los estudios de control de la eficacia y seguridad de las vacunas.
  • Coordinar ensayos clínicos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…