Premios BiC 2020

El Ministerio de Sanidad ha autorizado la dispensación de medicamentos hospitalarios a través de las farmacias, mientras se prolongue la crisis sanitaria originada por el coronavirus.

El Boletín Oficial del Estado recoge en su edición de este viernes 27 de marzo la Orden SND/293/2020 que establece las condiciones excepcionales de dispensación  y administración de medicamentos durante esta crisis de salud pública y el estado de alarma asociado.

Respecto a los medicamentos de Dispensación Hospitalaria (DH) a pacientes no hospitalizados (externos), la Orden establece que “de forma excepcional, cada comunidad autónoma podrá establecer las medidas oportunas para garantizar la dispensación de los medicamentos de dispensación hospitalaria sin que deban ser dispensados en las dependencias del hospital”. Un abanico en el que se incluye la dispensación a través de boticas. El límite de cada dispensación se establece en un máximo de dos meses de tratamiento.

“Cada CC.AA podrá establecer medidas para la dispensación de DH sin que deban ser dispensados en las dependencias del hospital”

Orden SDN/293/2020 de condiciones excepcionales de dispensación por el Covid-19

Incluso, la Orden también autoriza “administrar medicamentos de uso hospitalario fuera del centro hospitalario”. En este caso, concreta, “siempre que las condiciones del paciente, de la enfermedad, del medicamento o de la situación epidemiológica así lo aconsejen”.

Medicamentos hospitalarios

Cabe recordar que esta medida excepcional viene siendo reclamada por las principales entidades farmacéuticas —entre ellas la máxima institución nacional, el CGCOF—. Incluso, como ha contado EG, una región, Cantabria, ya había delegado la dispensación temporal de DH en sus boticas.

Imagen de un envío a domicilio por el Servicio de Farmacia del CHUAC (A Coruña).

El objetivo es compaginar el aislamiento domiciliario y las recomendaciones de no acudir a centros hospitalarios —en especial en pacientes de riesgo— a la vez que se asegura el acceso a los tratamientos. También en la práctica totalidad de regiones restantes se realiza el envío directo a domicilios por parte de los Servicios de Farmacia de estos centros. Sin apoyarse en las farmacias, en estos casos.

En el caso de Cantabria, el modelo elegido implica también a la distribución farmacéutica. Son estas entidades las que se encargan de recoger la medicación en el centro hospitalario y trasladarla a la oficina de farmacia referencia del paciente.