Mientras dure la pandemia

2074
Las personas volverán a sus rutinas y los pacientes al médico. El sistema sanitario, interrumpido de manera abrupta, deberá reiniciarse.

Estamos tan centrados en la Covid-19 que otras patologías crónicas no están en la agenda ni se las espera. Y costará volverlas a situar en ella, incluso el Día Después. El impacto en la salud de los españoles de esta pandemia la medimos cada día en contagios, curados y muertes, pero hay más. Mientras dure la pandemia de SARS-CoV-2 la atención necesaria a la crisis sanitaria enmascara las necesidades de miles de pacientes que no pueden ser atendidos. También se están afectando ensayos clínicos, operaciones quirúrgicas o trasplantes. El brutal impacto sanitario lo sabremos al final.

No es un juicio de valor y no es mi intención decir si es correcto o no, porque la situación no tiene precedentes. Todos hacen lo que pueden e incluso más. Tan sólo es momento, los que deban hacerlo y tengan esa posibilidad, de trazar un plan para cuando avancen las fases de la pandemia, porque lo que dure la misma es aún incierto. Es posible que nos haya fallado la previsión que han tenido los alemanes. También que nadie en las administraciones sanitarias este analizando y compartiendo escenarios de impacto sanitario (más allá de la propia pandemia, que no es poco), como ya hace Reino Unido. Pero al menos el problema está dimensionado como debe ser, no como relativizan desde los Gobiernos de Estados Unidos o México.

Analizar el impacto ahora: Reino Unido

El problema adicional es cómo está afectando al sistema sanitario, tanto a la propia capacidad asistencial como a la investigación. GM analiza cómo los pacientes de cáncer están afrontando la pandemia en Reino Unido. A estos pacientes oncológicos les afecta especialmente el riesgo de infección por el coronavirus, por tener las defensas inmunológicas disminuídas. Por eso se están revisando los ensayos clínicos (EC) y se están replanteando.

Impacto y suministro de medicamentos

En algunos casos se propone el envío de medicación de los ensayos a los hogares de las personas, y Reino Unido ha elaborado una guía para abordar la investigación clínica en tiempos de Covid-19. Entre las opciones se encuentran la monitorización a distancia y el soporte directo a los pacientes en estudios clínicos desde sus casas, cuando es posible.

Porque la alternativa es la suspensión del EC. Se trabaja tanto en la continuidad de los ensayos clínicos como en la garantía de seguridad de monitores de EC, trabajadores, investigadores y pacientes. Aunque no temen por el suministro de medicamentos, en Reino Unido están analizando el impacto de Covid-19 en el sistema sanitario.

Este impacto incluye escenarios de cuánto durará, y expertos ingleses contemplan estar preparados para una pandemia que se extendería hasta primavera de 2021.

La previsión alemana: diagnosticar al comienzo

La previsión alemana se basó en un diagnóstico masivo en las fases iniciales, según opinan los expertos. The Washington Post (WP) analiza los bajos ratios de muertes en comparación con países como Italia o España. Aunque la pandemia seguirá creciendo en Alemania, el análisis temprano, los test masivos y el aislamiento de los casos es la clave para evitar un colapso sanitario. Reinhard Busse, Director de Gestión Sanitaria de la Universidad de Berlín, cuenta que identificaron y aislaron los casos al principio del brote: “Eso es lo que hicimos bien en Alemania”, ha declarado a WP.

El Día Después en España

La ausencia de consultas y actividad asistencial de los enfermos es un cuello de botella a liberar en algún momento, tras el fin de la pandemia. Vendrá el Día Después y la vida volverá a ser casi igual. Deberán priorizarse las visitas de enfermos crónicos y fomentarse la medicina digital. El sistema sanitario seguirá colapsado durante meses, pero las necesidades asistenciales siguen siendo las mismas. Se requerirá una mayor inversión sanitaria, y será una prioridad presupuestaria.

La activación de recursos que han demostrado ser claves es ya imprescindible, y la oficina de farmacia es uno de ellos.

El cuadro macroeconómico de España ha saltado ya por los aires, junto al del resto de países. En estas circunstancias, no se puede despreciar ningún tipo de ayuda. La activación de recursos que han demostrado ser claves es ya imprescindible, y la oficina de farmacia es uno de ellos. Desarrollar todo el potencial sanitario de la oficina de farmacia, si debe ser en algún momento, será durante y tras la pandemia.

La atención primaria de los centros de salud y la oficina de farmacia pueden resultar claves en este nuevo escenario. Ambos deben coordinarse para aliviar la congestión de la atención especializada que continuará en los hospitales. Es la hora de la atención primaria, de toda.