Premios BiC

España brillará en un semestre que priorizará la prevención en oncología y las políticas de donaciones y trasplantes

Al Parlamento Europeo se le agota la paciencia. La Comisión Europea lanzó su propuesta de reglamento de evaluación de tecnologías sanitarias (HTA, por sus siglas en inglés) hace ya dos años, y la Eurocámara está preparada para ponerse manos a la obra desde febrero de 2019. Pero han sido cuatro las Presidencias de la Unión Europea que han finalizado su semestre sin conseguir que este expediente, paralizado todavía en el Consejo de la UE por la oposición de algunos países, llegue a buen puerto. Croacia será la quinta y ni siquiera ha incluido este asunto en su lista de prioridades, algo que varios eurodiputados de la Comisión de Salud Pública del Europarlamento (ENVI) reprocharon a Milan Kujundzic, ministro croata de Salud, durante la presentación de su programa sanitario. Tirando de franqueza, Kujundzic reconoció que el futuro de la HTA no tiene respuesta fácil pero que, pese a todo, hará “lo que esté en su mano” para desatascar el reglamento y “reiniciar” las negociaciones.

Croacia tiene muy asentado el discurso con el cual intentará convencer a los ‘díscolos’ del Consejo —España, Alemania, Francia y República Checa—: la unión hace la fuerza. Es el lema que defiende en el seno de la alianza internacional de La Valeta, y el que precisamente ha permitido a otros países firmantes del mismo albergar esperanzas sobre la posibilidad de que este semestre permita dar un salto cualitativo en la búsqueda de una mayor transparencia en el sector farmacéutico y una mayor cooperación transfronteriza entre estados en la UE.

Una Presidencia crítica con la industria

Croacia situará estos trabajos en la agenda del Consejo de Empleo, Política Social y Salud (Epsco) desde una perspectiva crítica con la reticencia de los estados, pero sobre todo con la industria farmacéutica. “Los Estados miembro actúan de forma aislada, intentando conseguir, cada uno por su parte, el precio más bajo posible, y los intentos llevados a cabo hasta ahora para poder realizar negociaciones agrupadas con las que obtener el máximo de condiciones tarifarias finalmente no han aportando frutos. Haré todo lo que esté en mi mano para cambiar las cosas”, declaró el croata.


Croacia hará “lo que esté en su mano” para desatascar el reglamento y “reiniciar” las negociaciones sobre la HTA


En el ámbito farmacéutico, la nueva Presidencia quiere trabajar en dos vías: los fallos en el suministro de medicamentos (los desabastecimientos siguen preocupando a muchos eurodiputados) y la forma de “conseguir los precios más ventajosos para el conjunto de la UE”. En este segundo apartado, Kujundzic también instó por avanzar de manera conjunta para hacer frente a la elevada incertidumbre sobre el beneficio clínico con la que llegan muchas innovaciones farmacológicas de alto coste.

“La cuestión —destacó— es cómo garantizar el acceso temprano” asegurando al mismo tiempo su valor terapéutico añadido. El ministro de Salud de la nueva Presidencia tiene que claro que “la ciencia debe aportar pruebas fehacientes de lo que aporta un nuevo medicamento” y animó a ir “más allá de las instancias políticas y administrativas europeas” y dar un papel relevante a los profesionales médicos, para sensibilizarse y concienciarles al respecto.

Cáncer, trasplantes y resistencias

Si bien el reglamento de HTA, el acceso a los medicamentos, la transparencia y las iniciativas de cooperación transfronteriza en farmacia (con BeNeLuxA y La Valeta a la cabeza) darán mucho que hablar en estos seis meses, no menos importantes serán las dos prioridades declaradas por la Presidencia semestral, que de manera indirecta pueden hacer brillar a España en este semestre sanitario.

El primero de esos ámbitos es la donación y trasplantes, un ámbito en el que la Presidencia tiene previsto organizar una conferencia en primavera para poner en común experiencias de éxito en los Estado miembro y los retos a abordar, como por ejemplo, la cooperación transfronteriza en la donación de órganos. Como líder mundial tanto en donación como en trasplantes, España tendrá mucho que aportar en este diálogo.

El segundo de estos ámbitos conducirá a una conferencia que se celebrará en Zagreb, y alineará las prioridades de las tres grandes instituciones europeas en oncología. El Europarlamento ya mostró su predisposición a trabajar a favor del plan europeo contra el cáncer que se han marcado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la nueva comisaria de Salud, Stella Kyriakides, y lo mismo ha hecho la Presidencia del Consejo de la UE. Croacia no quiere dejar al margen ninguna fase en el abordaje del cáncer, empezando por la investigación y terminando por el acceso equitativo a los tratamientos, pero quiere centrarse en un ámbito que considera muy mejorable: la prevención desde un doble punto de vista: hábitos de vida saludable y detección temprana gracias a los cribados.


La Comisión Europea, la Eurocámara y la presidencia han alineado sus prioridades en relación al cáncer


Junto a estos dos ejes, la presidencia semestral también ha marcado, como línea de trabajo a destacar, la lucha contra las resistencias antimicrobianas, un reto clásico de todas las presidencias del Consejo que poco a poco va dando paso a un abordaje de enfoque global. Croacia quiere aportar su grano de arena desde una perspectiva muy concreta. A juicio del ministro croata de salud, “la utilización descontrolada de antibióticos” es en buena parte responsable del problema de las resistencias. La Presidencia trabajará sobre esta base, y no quiere hacerlo sola. Junto a Alemania, que asumirá la presidencia del Consejo en el segundo semestre, se ha marcado como objetivo “reglamentar mejor el uso de los antibióticos”.