Premios BiC

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado como uno de los aspectos troncales del Sistema Nacional de Salud “el firme compromiso con la Agenda 2030. En este sentido, el titular de la cartera ha apuntado que los compromisos adquiridos han de plantearse con “una cierta mirada larga”.

“Consideramos una responsabilidad compartida contribuir a que todos los países logren sus objetivos de desarrollo sostenibilidad”, ha explicado Illa durante su comparecencia en Comisión de Sanidad del Congreso.

Esta perspectiva de futuro se ha dirigido de manera irremediable hacia el cambio climático, así como a la contaminación ambiental. Este último factor ha sido subrayado por Illa por su impacto en la salud de la sociedad, concretamente en territorio nacional. El ministro ha reseñado así que, según la OMSun 95 por ciento de los ciudadanos de España estaría respirando aire contaminado.

Illa ha compareciido por primera vez ante la Comisión de Sanidad del Congreso este 27 de febrero.

Para hacer frente al impacto que sufre la sociedad en este aspecto, desde el Ministerio se dará una respuesta urgente mediante la culminación del Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente. Este “debe ser la herramienta que nos permita combatir la emergencia para la salud que ya supone el cambio climático”, ha reflejado Illa en su discurso.

De esta manera, el ministro se ha referido al abordaje de la protección medioambiental y la incidencia de este cambio climático como otro de los grandes retos de la salud pública. Respecto a ello, Illa recordó la posición de la Administración en cuanto a este eje, el cual es una prioridad también para la cartera sanitaria.  “Como saben, este Gobierno ha declarado la emergencias climática y ambiental en respuesta al consenso generalizado de la comunidad científica”. Esta reclama “una acción urgente para proteger el medio ambiente, la salud y la seguridad de la ciudadanía”, ha explicado