Farmacia y compañías son reconocidas por su papel en la crisis de COVID-19

616

La encuesta FLAS-BIS realizada entre el 12 y el 26 de marzo confirma la aprobación de la sociedad española del papel de la farmacia y las compañías farmacéuticas como dos agentes clave en la lucha contra la pandemia.

Papel de la farmacia

Por un lado, un 76% reclama un papel más activo de la farmacia en la gestión de la pandemia. Este papel ha venido determinado por su implicación en varios aspectos cruciales para la lucha contra la COVID-19. Entre ellos están proporcionar mascarillas a la población, realización de test diagnósticos de SARS-CoV-2 o la propia vacunación.

Todas estas importantes estrategias han sido puestas en marcha de manera desigual en las distintas CC.AA., aunque en ninguna se ha llegado a vacunar. Y todas son estrategias implantadas en las farmacias de otros países en Europa (Reino Unido, Francia, Alemania o Italia).

Madrid, Galicia o Cataluña, entre otros, han puesto en marcha distintos programas frente a la COVID-19 con las boticas”

Razones del apoyo a la farmacia

A lo largo de toda la geografía española la farmacia se ha ofrecido a participar activamente en estas estrategias frente a la crisis sanitaria, pero sólo algunos Gobiernos autónomos han contado con este ofrecimiento.

Madrid, Galicia o Cataluña, entre otros, han puesto en marcha distintos programas frente a la COVID-19 con las boticas.

La percepción de la sociedad frente a la crisis de la COVID-19 nos debe debe dar las claves de una mejor gestión de la comunicación pero también de las acciones y su efectividad percibida.

El informe desvela cómo ha percibido la sociedad el papel del Gobierno y las CC.AA., así como la atención sanitaria o la prestación farmacéutica durante la pandemia.

Preocupación por la asistencia sanitaria

No es una sorpresa que al 91% le preocupe “los efectos de la pandemia”. El impacto de la economía (71,9%) y el empleo (73,6%) destacan como máximas de dichas preocupaciones. Destaca “la manera de comunicar información relevante sobre la COVID-19” que les “preocupa” de 1 (“mínima”) a 5 (“máxima preocupación”) alcanzando el 47,7% en está última, y siendo de un 4 sobre 5 para el otro 28,8 restante. la queja sobre la comunicación se eleva así al 76,5% de los encuestados.

Todos son conscientes (98%) de manera clara de que el sistema sanitario se ha afectado, y de éstos un 37% lo reconoce por la “excepcionalidad de la situación”.

Prestación farmacéutica

Resulta interesante la llamada a la colaboración del 71% de los encuestados entre el Gobierno y las CC.AA. Se produce al ser preguntados por la responsabilidad en materia de

El 95% no reconoce ninguna medida política que haya afectado a los medicamentos que toma, pero un 5% reconoce que se les ha facilitado sus medicinas por varias vias (receta electrónica, “renovaciones”, etc.).

La encuesta FLAS se realizó entre el 12 y el 26 de marzo de 2021.

Las compañías, bien valoradas

Las compañías farmacéuticas reciben un 6,98 sobre 10 en la “implicación en la investigación” frente a la COVID-19. Me parece una nota exigente, teniendo en cuenta el esfuerzo y la determinación de muchas compañías en proporcionar vacunas y tratamientos. Estas valoraciones reflejan el hartazgo de la pandemia de la sociedad, que exige soluciones. No obstante, se trata de una dureza que se refleja también en el Gobierno.

Suspenso al Gobierno y aprueban CC.AA.

El Gobierno de España recibe un suspenso raspado por parte de la mitad de la población. Así, el 49,2% cree que la gestión de la crisis sanitaria ha sido muy buena, buena o regular. Por su lado, las personas que aprueban la gestión de sus CC.AA. en los mismos términos alcanzan el 61,3% de los encuestados.