Premios BiC

Durante la crisis de la Covid-19 el sector del autocuidado de la salud ha jugado un papel fundamental. Jaume Pey, director general de Anefp, explica cómo ha actuado en esta etapa.

Pregunta. ¿Qué ha supuesto esta crisis para el sector del autocuidado?

Respuesta. Ha sido uno de los sectores esenciales para afrontar esta emergencia sanitaria por Covid-19. Como tal, está respondiendo a las demandas que esta pandemia plantea en materia de medicamentos y productos de autocuidado esenciales para la recuperación de la salud de todos los afectados por este virus. La crisis de Covid-19 está poniendo de manifiesto la capacidad de adaptación de las compañías de autocuidado a los tiempos y las necesidades del sistema sanitario y la sociedad en estos momentos. También, el compromiso, responsabilidad y profesionalidad con las que afrontan su trabajo, siempre esencial y en primera línea, y más si cabe en estas circunstancias.

Jaume Pey, director general de Anefp

P. Y en dirección contraria, ¿qué ha aportado el autocuidado a esta crisis?

R. El sector de autocuidado, desde su compromiso con la salud de las personas y el sistema sanitario, desde el primer momento ha mantenido el diálogo y la colaboración constante con las autoridades sanitarias, tanto a nivel nacional como internacional. Esto permite que la continuidad en la fabricación y el suministro de medicamentos y productos de autocuidado se desarrolle hasta ahora sin incidencias en el abastecimiento y que lleguen con total normalidad a los ciudadanos. Las compañías asociadas a anefp están en todo momento informadas de los requerimientos, necesidades y comunicaciones por parte de las autoridades sanitarias en relación con nuestros ámbitos de actuación, para seguir contribuyendo a erradicar esta pandemia y conseguir una vuelta a la normalidad con todas las garantías de salud. La puesta en marcha de acciones solidarias ha sido otra de las contribuciones de las compañías de autocuidado para paliar esta emergencia sanitaria, tanto en la protección de los profesionales sanitarios como de los ciudadanos, principalmente.

P. ¿Cree que esta situación va a transformar el sector?

R. Esta crisis está suponiendo para el sector de autocuidado la constatación de que las compañías están preparadas para afrontar retos de la magnitud del que estamos viviendo. De su capacidad para dar respuesta a las necesidades existentes en el ámbito de actuación de la asociación, tanto en el suministro y fabricación de los medicamentos y productos de autocuidado, como en la protección de los profesionales de las compañías y en la puesta en marcha de acciones solidarias que contribuyen a paliar las consecuencias de esta pandemia. Considero que más que una transformación, lo que esta crisis nos enseña, no solo al sector de autocuidado, sino a todos los agentes del sector sanitario, es la importancia del diálogo, la colaboración y el estar preparado para situaciones que pueden llegar sin avisar o con poco margen de reacción. Si estamos preparados, como la industria, tanto de autocuidado como de otros sectores farmacéuticos, lo ha estado y está, será una garantía para afrontar posibles nuevas crisis sanitarias con las mejores garantías.

El papel de la farmacia y el farmacéutico en esta crisis está siendo esencial

P. ¿Qué papel juega el farmacéutico durante esta crisis?

R. El papel del farmacéutico y de la farmacia en esta crisis sanitaria está siendo esencial, no solo en términos de autocuidado, sino en el concepto más amplio de la salud. Para anefp los farmacéuticos están siendo indispensables en la gestión de esta pandemia, por ello me gustaría manifestarles el apoyo, el reconocimiento y la gratitud de anefp por su exposición en primera línea y por su trabajo para cuidarnos.

P. ¿Cómo han trabajado las empresas del sector y cómo ha influido la irrupción de la crisis del Coronavirus?

R. El carácter esencial de algunos medicamentos y productos de autocuidado para combatir la pandemia por Covid-19 mantiene a las fábricas de las compañías a pleno rendimiento para responder a las demandas de estos medicamentos, siempre en colaboración con las autoridades sanitarias. Además, continúa la producción de medicamentos de autocuidado destinados al tratamiento de otras patologías no vinculadas a Covid-19, que siguen siendo necesarios para tratar las sintomatologías leves. Al mismo tiempo, las compañías de autocuidado han garantizado no solo la producción de estos medicamentos, sino también la protección de todos sus profesionales, que están desarrollando su trabajo con las máximas garantías de seguridad.

Seremos más conscientes aún de la responsabilidad en el cuidado de nuestra salud

P. ¿De qué manera afectará esta crisis a la percepción de la salud?

R. Sin duda, con una mayor concienciación del valor que la salud tiene en nuestro día a día. Valorando más si cabe la importancia de protegernos a través de hábitos saludables, prevención y tratamiento de las dolencias. Seremos más conscientes aún de la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos con el cuidado de nuestra salud y de lo que reporta a nuestra calidad de vida. El autocuidado, que ha sido un gran aliado en la etapa de confinamiento, en hábitos de higiene, prevención, etc. seguirá siendo clave en el proceso de desescalada y en la vuelta a la normalidad que deseamos que llegue pronto. El sector de autocuidado, desde su compromiso con la salud de los ciudadanos, seguirá acompañándolos en esa vuelta a la normalidad, garantizando la fabricación y suministro, ofreciendo información de calidad a través de sus canales digitales y, en definitiva, poniendo sus recursos para superar esta pandemia, que estoy convencido que dejaremos atrás.

P. ¿Cuáles son las necesidades más urgentes para el sector del autocuidado en este momento?

R. Hablaría de una necesidad general de toda la sociedad, de todas las instituciones, de todos los sectores, que es la de conseguir superar esta pandemia. La vuelta a la normalidad será compleja para todos, porque depende de muchos factores a los que hasta ahora no nos habíamos tenido que enfrentar. Estamos en un escenario nuevo, pero con la confianza de que unidos podemos ganar a la Covid-19 y que el sector de autocuidado estará siempre en primera línea para ofrecer a la sociedad todo lo necesario para prevenir, proteger y cuidar de su salud.