Premios BiC

Las compañías que forman parte de Farmaindustria devolverán al estado cerca de 400 millones de euros correspondientes a la aplicación del Convenio de colaboración con la Administración General del Estado en el año 2018 y 2019. Así lo ha asegurado el presidente de la patronal, Martín Sellés, en un encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, donde ha asegurado que, entre el periodo de 2018 y 2019, las compañías devolverán cerca de 400 millones de euros en total.

En 2019 las compañías liquidaron 121 millones de euros a cuenta de la liquidación final correspondiente a la aplicación del convenio en 2018. De este modo, este año la devolución podría alcanzar los 279 millones de euros, correspondientes a la aplicación del convenio en 2019.

Precisamente el presidente de Farmaindustria ha asegurado que en las próximas semanas su organización iniciará las conversaciones con el Gobierno para acordar un nuevo convenio para la sostenibilidad del sistema sanitario y el acceso a la innovación para 2020 y próximos ejercicios. Un acuerdo en el que, puntualizó, deberían participar todas las compañías farmacéuticas, también las de genéricos y biosimilares. “Esperemos que sea un convenio de medio y largo plazo, que permita la sostebilidad, el acceso y que tenga en cuenta nuestro papel en la reactivación económica, así como las inversiones que las compañías realizarán en los próximos años”, ha apuntado Sellés.

El pasado 10 de marzo el Boletín Oficial del Estado publicaba el acuerdo de prórroga del convenio de colaboración hasta el 30 de junio de 2020. Y es que, en un primer momento, la intención de ambas partes era disponer de un nuevo acuerdo antes de esa fecha. Sin embargo, la crisis de la COVID-19 ha impedido la renovación, aunque Farmaindustria espera poder negociar el nuevo acuerdo en las próximas semanas.

Motor económico para el país

El presidente de Farmaindustria recordó la aportación que las compañías farmacéutica realizan en el país. Y es que el sector alcanzó en 2019 los 12.104 millones de euros en exportaciones en 2019. Esto supone un incremento del 13 por ciento con respecto al año anterior. Las 84 fábricas que el sector tiene afincadas en España, dijo, producen medicamentos por un valor superior a los 15.200 millones de euros. Además, genera 12.104 millones de euros en exportaciones.

Otra fortaleza de las compañías farmacéuticas, recordó Sellés, en España tiene que ver con el empleo, que ya supera los 42.000 puestos de trabajo directos y los 170.000 indirectos e inducidos, lo que supone un volumen de 215.000 trabajadores. El sector destaca en especial por la calidad del empleo: más de 94 por ciento son empleos indefinidos; más del 62 por ciento son titulados universitarios; más de la mitad son mujeres (el 64 por ciento en el área de investigación), y casi uno de cada tres nuevos puestos de trabajo lo ocupan personas menores de 29 años.

Y es que, para el presidente de Farmaindustria, España debería apostar por sectores que ejercen como dinamizadores de las economías avanzadas, como es el caso del farmacéutico. “Ahora tenemos un ministro de Sanidad que creemos que tiene esta visión estratégica y que entiende el efecto dinamizador de este sector”, explicó. Desde su punto de vista, se trata de acelerar la apuesta de España por el sector de la ciencia. Y es que las compañías, explicó, “podemos generar más empleo de calidad en el país, aumentar las inversiones con nuevas plantas o expandir las plantas existentes, incrementar las inverdisones en I+D y potenciar la colaboración público privada”.

Pero, para lograr esos avances y que el sector consiga ser clave en la recuperación económica del país, Sellés estableció unos requisitos básicos: establecer un entorno predecible, un mayor reconocimiento de la innovación y mejorar el acceso a los fármacos innovadores. “Todo esto nos ayudará a pelear en mejores condiciones por las grandes inversiones a nivel mundial”, puntualizó.