Premios BiC

El coronavirus y la crisis sanitaria (y económica) internacional asociada a esta pandemia han escrito una página en la historia de la humanidad. Nada, ni nadie, se ha librado de verse repercutido por el virus. Cómo no, los sistemas sanitarios. Y, dentro de ellos, la farmacia, para la que esta crisis —aunque aún se desconozca dónde está el final de la misma— también significa ya “un antes y después”.


Este es el sentir general de un ejército’ de más de 55.000 miembros que combaten el virus en primera línea de la atención sanitaria: los farmacéuticos comunitarios. Así lo puso en valor un panel de representantes de sus principales entidades farmacéuticas que participaron en el encuentro virtual “La farmacia comunitaria en tiempos de pandemia”, organizado por Wecare-u (dentro del ciclo Farmacia y Sociedad) con el apoyo de Cofares. Un ‘cónclave’ virtual para cerrar filas en esta época “crucial” para la farmacia.


El “antes y después” al que asiste la farmacia viene amparado tanto por la vía de los hechos como de las palabras. Los ‘hechos’, muchos de los cuales se abordaron en este encuentro, se centran en las numerosas funciones que asumen estos días con el “imprescindible” apoyo del modelo de distribución cooperativista. Algunas ya eran realidad y ahora se redoblan: resolución de síntomas menores mediante la indicación farmacéutica —en respuesta al cierre de los centros de salud—, consejo farmacéutico (especialmente asociado a la Covid-19), asegurar el acceso a los tratamientos

Funciones durante la crisis

Otras, históricas reivindicaciones del sector, se imponen ahora por la vía de la necesidad y/o urgencia, en respuesta al confinamiento: atención farmacéutica domiciliaria, renovación de tratamientos, dispensación excepcional de medicamentos hospitalarios…

“Una crisis como ésta ha propiciado que aquello que veníamos reclamando desde hace tiempo ahora se ponga en marcha; espero que estos avances se asienten más allá de esta época”, opinó Jesús C. Gómez, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).

“Más que nunca, se está demostrando que si hay un profesional clínico cercano al paciente, ese es el farmacéutico comunitario

Jesús C. Gómez, presidente de Sefac

”Los farmacéuticos estamos demostrando con creces que somos profesionales sanitarios, no cabe ninguna duda”, corroboró Luis González, presidente del COF de Madrid. Su homólogo del COF de Barcelona, Jordi de Dalmases —quien también representó en este encuentro al Consejo General en su condición de vicepresidente— resaltó que “los farmacéuticos están dando el do de pecho en esta crisis; se demuestra a las Administraciones la joya que tienen en la red de boticas”.

Reconocimiento de la sociedad

Mientras, la vía de las palabras queda determinada por el reconocimiento que reciben estos días los boticarios por la sociedad: “el valor de la farmacia nos lo corroboran los ciudadanos que acuden estos días a las farmacias a preguntarnos y consultarnos todo, y a agradecernos nuestra labor”, confirma González.

El farmacéutico es un soldado más de un ejército de sanitarios que se está enfrentando a una situación desconocida”

Jordi de Dalmases, vicepresidente del CGCOF y presidente del COF de Barcelona


Un reconocimiento que no han sentido en determinadas declaraciones públicas de representantes ministeriales. No obstante, se opta por pasar página. “Lo que opinen las Administraciones sobre mi profesión no me importa. Me importa lo que opinan los pacientes”, indicó Eduardo Pastor, presidente de Cofares. Pastor quiso poner en especial valor el trabajo en esta crisis de compañeros en áreas rurales o la industria.

Sin protección

Más difícil de olvidar es la falta de dotación de material de protección para las farmacias (EPIs, mascarillas, geles) y, nuevamente, declaraciones polémicas desde el Ministerio sobre los riesgos de contagio asociado a esta profesión: “Hubiésemos preferido, y entendido, que se nos dijese que se están priorizando medios a que se nos desprecie aludiendo a riesgos inherentes”, opinó De Dalmases.

“La distribución, y en especial sus empleados, están demostrando una implicación tremenda en esta crisis”

Edardo Pastor, presidente de Grupo Cofares

Como ha contado EG, esa falta de protección ya se traduce en centenares de profesionales contagiados, varios fallecimientos y cierres temporales de farmacias. Por ello, Carlos Gallinal, secretario general de FEFE, cree que, una vez pase la crisis —”que debe centrar todos los esfuerzos ahora”— “habría que hacer ver a los gobernantes la sorpresa e indignación que han causado ciertas actitudes”.

La situación a día de hoy indica que la disponibilidad de material de protección en las farmacias —para su uso, no venta— va normalizándose. “Es el farmacéutico el que se ha tenido que buscar la vida”, recordó el presidente del COFM. Y su homólogo de Sefac resaltó la “inversión de tiempo y recursos formativos” que en estos días también emplean en las farmacias hacia la protección del usuario.

Reparto de mascarillas… ¿y test?

Dificultades al margen, en torno a esta pandemia la farmacia “suma (funciones) y sigue (ofreciéndose)”. En este ultimo punto, la red de boticas ya atisba una nueva vía de colaboración: aprovechar la capilaridad que aportan 22.070 establecimientos de cara a un hipotético próximo reparto de mascarillas a la población.

farmacias mascarillas
Las farmacias se ofrecen como futuros posibles puntos de reparto de mascarillas a la población, dentro del stock estatal.

El Gobierno ya estudia la posibilidad de que, en próximos días, pueda exigirse a la población el uso de mascarillas “cuando la medida pueda cumplirse”, en alusión a la necesidad de tener existencias suficientes. Una de las posibilidades para materializar esta exigencia sería que el Estado facilitase estos productos a la sociedad. En este sentido, se ha deslizado que se piensa en Correos como entidad en la que delegar las entregas. Así se hace ya para algunos colectivos.

Pero la profesión lo tiene claro: “España no necesita apoyarse en Correos. Si queremos dotar a la población de EPIS y acortar los tiempos de reparto, sin lugar a duda debería hacerse desde las farmacias”, expuso Carlos Gallinal (FEFE). Un parecer que refrenda Eduardo Pastor, además de recordar la labor que podían hacer los almacenes en esta logística: “las farmacias son el lugar idóneo para el reparto a la sociedad”.

“Si el Estado quiere dotar de EPIS a la población y recortar los tiempos de reparto, debe apoyarse en la red de farmacias”

Carlos Gallinal, secretario general de FEFE

Jesús C. Gómez también pone sobre la mesa que la composición de estos materiales pueden dar lugar a alergias en algunos pacientes. Ello refrendaría la apuesta por su entrega en farmacias comunitarias. Mientras, De Dalmases va un paso más allá: “¿Y si ésta es una gran oportunidad para que las farmacias sean próximamente puntos de realización de test rápidos de la Covid-19?”, planteó.

Atención Farmacéutica Domiciliaria


En el estado de alarma, Ministerio y CC.AA han dado vía libre —con o sin regulación— a cuestiones y/o servicios que se engloban en el campo de Atención Farmacéutica Domiciliaria (AFD).

Funciones por las que ya viene apostando la farmacia madrileña, como la AF Domiciliaria, están demostrando su utilidad;

Luis González, presidente del COF de Madrid

En este sentido, Luis González recuerda que el proyecto de Ley de Farmacia de Madrid que se tramitó sin éxito la pasada legislatura “ya recogía este tipo de atención domiciliaria que ahora demuestra su utilidad, y que es solicitada y agradecida por los propios pacientes”. Por ello, considera que la actual situación faculta ‘de facto’ continuar con estas labores próximamente.

atencion farmaceutica domiciliaria
Las CC.AA están facilitando la dispensación a domicilio


Todos los participantes en este encuentro son partidarios de trasladar la atención más allá de las paredes de las farmacis. “La dispensación a domicilio es una realidad que ha venido para quedarse”, opinó Gallinal. Mientras, desde Sefac se incide en que, dentro de la AFD, “se debe hablar de dispensación a domicilio cuando es el farmacéutico quien realiza el acto”.

En el resto de casos (voluntarios, etc.) “debe hablarse de entrega”, opinó su presidente. Por ello, Gómez cree que debe asegurarse que siempre sea “dispensación” y pide establecer protocolos de actuación comunes.