Controlar la pandemia

España se tiñe de verde para reconocer la labor de los farmacéuticos en su día. Y es que, con motivo del Día Mundial del Farmacéutico, este 25 de septiembre más de 70 edificios emblemáticos de todo el país se iluminan de verde en reconocimiento del trabajo desempeñado por los 75.000 farmaceúticos, en especial durante esta pandemia. Desde el Congreso de los Diputados, en Madrid, hasta la Torre Glories en Barcelona o el Estado San Mamés en Bilba, entre otros, encienden las luces este viernes como señal de apoyo a una profesión que, precisamente, demanda un papel más activo en el Sistema Nacional de Salud.

Esta conmemoración, promovida por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), se celebra con el lema de “Transformando la salud global”, para destacar el papel fundamental que los farmacéuticos ejercen en la mejora de la salud desde todos los ámbitos profesionales y en todas las comunidades. Un protagonismo creciente en países de todo el mundo que cuentan con los farmacéuticos para reforzar la capacidad asistencial de sus sistemas sanitarios. En esta línea, el Consejo General de Farmacéuticos ha tenido una actitud proactiva y constructiva durante la pandemia ofreciendo hasta 35 soluciones desde antes de instaurarse el Estado de Alarma, pasando por la fase de desescalada, durante la reconstrucción y más recientemente para luchar contra los rebrotes.

Iniciativas de los COF en el Día del Farmacéutico

Junto a esta iniciativa a nivel nacional, las corporaciones farmacéuticas locales también han desarrollado otras paralelas. Por ejemplo, en el caso del COF de Madrid, tres autobuses fletados por el Colegio circularán durante toda la jornada por las calles y carreteras de Madrid con el siguiente mensaje:Los farmacéuticos, ahora más que nunca, cuidamos de tiEste eslogan pretende “reconocer el compromiso, la vocación y el esfuerzo que estos profesionales sanitarios están volcando al servicio de la población durante la presente crisis sanitaria”, indican desde el COFM.

Uno de los autobuses fletados por el COF de Madrid que recorrerán la Comunidad el 25 de septiembre

Igualmente, como se recuerda desde el COF de Barcelona, este Día Mundial del Farmacéutico está inexorablemente ligado a la labor de estos profesionales en la pandemia. “Todos los ámbitos de ejercicio de la profesión se han implicado activamente en el abordaje de la COVID-19”, recuerdan desde esta corporación.

Así, por ejemplo, los farmacéuticos hospitalarios han trabajado en la actualización constante de los protocolos de tratamiento a medida que se iban generando nuevas evidencias científicas; los farmacéuticos de Atención Primaria han creado e implementado circuitos que facilitan la gestión de los planes terapéuticos en coordinación con la farmacia comunitaria. 

Por otro lado, los farmacéuticos de Salud Pública han apoyado a los equipos de vigilancia epidemiológica, elaborando encuestas, recomendaciones de confinamiento domiciliario y estudiando los casos positivos y sus contactos. Además, farmacéuticos que trabajan en el ámbito de los análisis clínicos han sido clave debido a la importancia de las pruebas diagnósticas. A su vez, como nexo entre las instituciones sanitarias, la Industria y la Farmacia Comunitaria, desde la Distribución se ha hecho posible que los ciudadanos tuvieran acceso rápido a todos los medicamentos en cualquier punto del territorio.

Finalmente, desde la Farmacia Comunitaria se han gestionado las necesidades de la ciudadanía y se han aplicado con celeridad medidas excepcionales para descongestionar el sistema sanitario; y desde la Industria, se ha asegurado el suministro de los medicamentos esenciales utilizados en las UCI y se ha participado en la investigación de los potenciales medicamentos disponibles y/o vacunas.