Controlar la pandemia

Cada año, el cáncer mata a unos 9 millones de personas en todo el mundo. De ellos, 1,3 millones son ciudadanos de la UE… Datos como estos muestran lo difícil que es vivir ajeno al impacto del cáncer, ya como paciente, ya como familiar, amigo o colega de alguien que lo padece.

Datos como estos muestran, también, que el cáncer no es un problema nacional. La solución, por tanto, tampoco puede ser nacional. Aunque dentro de la UE las competencias en materia sanitaria sigan siendo de los Estados miembro, la Unión puede y debe desempeñar un papel.

El momento es propicio, ahora que las instituciones de la Unión han decidido por fin adentrarse en ese camino e investigar cuál puede ser ese rol y en qué áreas puede llevarlo a cabo. No cabe ninguna duda de que el cáncer es una de ellas.

El Comité BECA está llamado a encontrar el valor añadido que puede ofrecer Europa en el abordaje oncológico frente a las alternativas existentes: la acción individual de los estados

La constitución del Comité Especial de Lucha contra el Cáncer en el Parlamento Europeo (BECA) es la consecuencia lógica que sigue al impulso del Plan Europeo contra el Cáncer. Se trata de dos iniciativas contrarreloj dirigidas a vencer a un enemigo transfronterizo. Para resultar exitosas, ambas deberán inspirarse, irrenunciablemente, en el principio de la cooperación europea en las áreas de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la investigación.

BECA está llamado a encontrar el valor añadido que puede ofrecer Europa en el abordaje oncológico frente a las alternativas existentes… Es decir, frente a la acción individual de los Estados de la UE. Ello pasa también por considerar la cooperación no sólo desde el ámbito de las instituciones públicas. Comisión y estados deben colaborar entre ellos, por supuesto, pero también con todos los agentes del sector para hacer frente a realidades como la falta de acceso, puesta de manifiesto por Efpia en su informe Cada día cuenta: mejorando el tiempo en el acceso de los pacientes a las terapias innovadoras oncológicas en Europa.

Al igual que contra el coronavirus, solo unidos podremos asegurar, sin temor a equivocarnos, que hemos entrado en una nueva era en la lucha contra el cáncer.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…