El NHS, GSK y la OMC, aliados contra el cambio climático en sanidad

6221
British

El sector sanitario tiene la responsabilidad de liderar las acciones contra el cambio climático. Todos tenemos presente las consecuencias que ya estamos observando por el aumento de 1,5 grados en la temperatura global. Y las consecuencias de esos cambios están impactando la salud de las personas con distintas patologías y a las personas sanas.

Tiene sentido que se considere la inversión en estrategias de disminución de CO2 como acciones que afectan a los sistemas sanitarios, y por ellos a toda la sociedad. Su resolución pasa por las aliaznas y el trabajo desde cada ámbito de la sanidad.

Reino Unido ya tiene en el NHS uno de sus principales aliados para abordar la huella de carbono y las emisiones y consumos energéticos con una fecha que afecta a la sanidad. En 2027 los proveedores deberán ser ecosostenibles si quieren seguir trabajando con el NHS. Este sistema sanitario tiene un responsable al máximo nivel como Chief Sustainability Officer (CSO) que se ocupa de que esto sea una realidad.

Aliados

El NHS ve potencial en el Sistema Sanitario de España para que avance con determinación en la disminución de emisiones de gases contaminantes. La Organización Médica Colegial, así como distintas Sociedades Científicas, están sensibilizadas hacia el impacto del cambio climático en la salud. Cardiología, Neurología o Neumología son algunas de las especialidades cuyas Sociedades Científicas concretan, estudian y actúan sobre la contaminación ambiental y su impacto en la salud.

“el sector sanitario es el responsable del 10% de las emisiones de CO2

Y para luchar contra los efectos del cambio climático, es preciso actuar sobre las emisiones. Este compromiso está entre los objetivos de GSK, que está invirtiendo en cambios de producción, consumo de carburantes, ahorros energéticos y energías renovables para sus plantas y oficinas. El liderazgo de GSK es indiscutible y lo comparte en eventos como los GreenTalks junto a otros sectores.

Pero el sector sanitario es el responsable del 10% de las emisiones de CO2, y eso afecta a los hospitales y a las plantas de producción de medicamentos.

Movilizar a otras compañías

Es importante que compañías como GSK faciliten que otras compañías se unan a los objetivos de disminución de la huella de carbono. También el NHS es consciente de que quiere que otros sistemas sanitarios y sus hospitales, importantes centros de consumo energético y emisión de CO2, se sumen a lalucha contra el cambio climático.

El sector debe contar con un apoyo decidido de las organizaciones que lo lideran, incluidas las sociedades científicas, los sistemas sanitarios autonómicos y las compañías. Y es preciso la conciencia individual en los hospitales de sus profesionales, de la farmacia y de las compañías para que el cambio sea “inevitable”, como afirma Nick Watts CSO del NHS.

Sanidad: doble implicación en cambio climático

El NHS lo dice con claridad: en 2027 sólo trabajará con proveedores que cumplan los requisitos y estándares de cero emisiones. Aunque el cambio climático es transversal y afecta a distintos sectores, el sanitario se afectatanto por sus consecuencias como por su papel en la emisión de gases contaminantes.

La sanidad puede ser el catalizador que acelere cambios reales en otros sectores. Y la política debe conseguir consensos para que el cambio climático siga siendo un problema prioritario con objetivos concretos en el sector sanitario, en cada uno de los sistemas sanitarios autonómicos.

Por ello, desde la organización de los premios Best in Class (BIC) a los mejores hospitales de España se va a trabajar en incorporar indicadores de disminución de la huella de carbono en los hospitales que opten al premio al mejor hospital.

Al compartir esta posibilidad de apoyo de los Premios BIC con James Dixon, Director Asociado de Sostenibilidad en el Hospital de New Castle, Reino Unido, se muestra entusiasmado. En Reino Unido carecen de unos premios nacionales como los BIC, según indica Dixon, y destaca que es imprescindible reconocer la labor de los hospitales en materia de sostenibilidad.

Es momento de que la sanidad también visibilice sus actividades y programas en sostenibilidad y cambio climático. Y sea un nuevo catalizador de cambios en el país hacia un mundo más sostenible.