Premios BiC
Alberto Cornejo Barcelona | viernes, 22 de marzo de 2019 h |

Los varios cientos de congresistas que asistieron a la conferencia inaugural de Infarma Barcelona 2019, patrocinada por Grupo Cofares, recibieron una suerte de master class sobre cómo innovar en salud y, en concreto, en la farmacia comunitaria, a cargo de Julio Mayol, director del Hospital Clínico San Carlos.

Tras un repaso a la evolución de los sistemas sanitarios en las últimas décadas y en el paso intersiglos —siempre con el mantra de la permanente crisis de sostenibilidad sobre ellos— este experto destacó cómo la innovación tecnológica abre un abanico de opciones tanto en el acceso como en los resultados.

“¿Estamos innovando de verdad?” ha cuestionado este experto. Y es que, a juicio de Mayol, más que el acceso a nuevos servicios, debe importar el aumento de resultados. Para ello, puso un ejemplo: “¿Qué es más importante, acceder con mayor celeridad a una lista de espera o que las pruebas sean efectivas?”, preguntó.

Esa importancia del resultado es trasladable también al ámbito de la farmacia comunitaria, como ha señalado Mayol. En especial en campos como la adherencia y donde quizá hay que ‘innovar’ en nuevos modelos: “Un paciente no es incumplidor porque quiera; quizá a lo mejor no hay un buen diseño de la estrategia”, ha apuntado. En este sentido, el director del Hospital Clínico San Carlos ha considerado: “Nuestro reto como profesionales es trasladar el conocimiento al punto donde lo necesita el paciente; y ese punto es en muchas ocasiones la farmacia comunitaria”.

Siguiendo con este hilo de la innovación, Mayol ha recordado que la farmacia comunitaria tiene el “gran reto” de “luchar contra la despersonalización”. Un aspecto especialmente importante en estos establecimientos dado que “son el primer punto de contacto humano a nivel sanitario con el paciente”. Una personalización (con apoyo de las tecnologías) que debe rodear las diferentes actuaciones en una oficina de farmacia, desde la dispensación a la adherencia.

Siguiendo con esta línea, la tecnología y los conocimientos supondrán un cambio en el modelo de prestación de servicios, pero la verdadera innovación estará en ponerlos “al servicio de las personas”, expuso. “El análisis de comportamientos en redes sociales y la gestión de la ingente cantidad de datos servirán para entender mejor las relaciones humanas”, añadió.

Las crisis de los sistemas sanitarios

Antes de adentrarse en esta innovación, el director médico del Hospital San Carlos había analizado las supuestas crisis de los sistemas sanitarios que, en su opinión, no son tal. “En la década de los ochenta ya se hablaba de que el sistema sanitario vivía una crisis. Pero de algo que se habla constantemente, o es algo constitutivo del sistema o es que no es crisis”, analizó. “¿Alguien considera que el SNS está ahora peor que en los 80’?, preguntó.

Ahora bien, no es algo propio de España. “Todos los sistemas anuncian crisis y colapsos año tras año”, denunció.


“En la innovación, debe importar más el aumento de los resultados que el acceso” recordó este experto



“Hay que trasladar el conocimiento allá donde lo necesita el paciente, y ese punto suele ser la farmacia”