El Departamento de Salud y el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña han activado la interoperabilidad de la receta electrónica europea. De este modo, cualquier ciudadano de Cataluña que quiera viajar a Portugal y necesite recoger su medicación podrá hacerlo allí con la receta electrónica europea. Asimismo, los extranjeros comunitarios podrán hacer los mismo y recoger sus prescripciones médicas en las oficinas de farmacia españolas. Para acceder a este servicio, las prescripciones deben realizarse mediante el sistema de receta electrónica del SISCAT.

Por el momento, el único país de destino donde se puede recoger medicación prescrita en Cataluña es Portugal, aunque se prevé que esta lista se amplíe con las incorporaciones de Chipre, Croacia, Eslovenia, Finlandia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia , Letonia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, República Checa y Suecia.

En el ámbito estatal, se han adherido también a la interoperabilidad europea las comunidades autónomas de Extremadura, Canarias, País Vasco y Comunidad de Madrid, aunque, en las siguientes fases, se introducirán el resto de territorios.

Procedimiento para profesionales y pacientes

Para poder acceder a este servicio, debe mostrarse en la farmacia la tarjeta sanitaria individual (TSI) y un documento identificativo oficial que contenga una fotografía (DNI o pasaporte), siendo imposible recoger el medicamento en nombre de otra persona. Además, debe abonarse el 100% del importe del medicamento. En caso de querer el reembolso del importe, debe solicitarse en Cataluña, según la cobertura y las condiciones de financiación del medicamento.

A su vez, los farmacéuticos tienen acceso a los datos básicos de la medicación prescrita y deben mostrar al ciudadano el Personal Information Notice (PIN), un documento que informa al paciente sobre el tratamiento y la protección de datos. Si se dispensa el medicamento, éste queda registrado en el sistema de receta electrónica y se considera entregado también en el país de origen del paciente.

Con todo ello, el paciente evita el transporte inadecuado de medicamentos, lo que facilita su correcta conservación.

Medicamentos en interoperabilidad

Los medicamentos prescritos deben ser interoperables. Otros productos incluidos en la prestación farmacéutica y que se prescriben en receta, como son los productos sanitarios (pañales de incontinencia urinaria, gasas o esparadrapos) y los dietoterapéuticos, quedan excluidos del proyecto.

También te puede interesar…