Más de una semana después del inicio de las pruebas de pilotaje de interoperabilidad de la receta electrónica europea en Extremadura, Cecilio Venegas Fito, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz confirma que estas han sido todo un éxito.

Las farmacias elegidas para estas pruebas se escogieron por su carácter fronterizo a Portugal, así se decantaron por tres oficinas de Badajoz, una de Olivenza (Badajoz) y una de La Codosera (Badajoz). Asimismo, también han participado tres oficinas de farmacia de Valencia de Alcántara (Cáceres), una de Valverde del Fresno (Cáceres) y otra de Zarza la Mayor (Cáceres). Sus dueños han recibido información y formación sobre el proceso que llevará a que toda Europa sea interoperable con su e-receta. Mientras que los COF de Cáceres y Badajoz han contribuido a la preparación en las oficinas de farmacia de su demarcación a la hora de manejar esos servicios electrónicos sanitarios transfronterizos.

De esta manera cualquier extremeño que quiera viajar al país vecino y necesite recoger su medicación, podrá hacerlo allí con la receta electrónica europea. Asimismo, los extranjeros comunitarios podrán hacer los mismo y recoger sus prescripciones médicas en las oficinas de farmacia españolas.

Las boticas han accedió durante estos días a la plataforma digital de la ‘ehealth Digital Service Infrastructure’ mediante una acreditación que se le facilitaba a cada farmacia junto con sus claves.

“En este momento todas las farmacias han accedido a las plataformas y dan unos tiempos de respuesta buenos, por lo que tenemos la seguridad de que el sistema corre bien»

Cecilio Venegas Fito, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz.

Asimismo, ha añadido que este sistema pasa por algunos condicionantes. En primer lugar, que todos los pacientes tengan la tarjeta sanitaria europea. Y es que “en este momento no todos los ciudadanos tienen una”. Además, destaca que sería importante que se informara de su existencia ya que considera que “casi nadie en la Unión Europea está enterado de que existe esta posibilidad”.

Por otro lado, Cecilio Venegas ha querido aclarar que este sistema no comporta financiación. Se trata de una prescripción que se ha hecho por principio activo y del modo más legible para que la otra parte de la dispensación “lo pueda entender del mejor modo.”

“Una vez identificado el producto y hecha la dispensación al paciente, queda ya registrada en la plataforma. Este deberá abonar la totalidad del producto y más tarde acudir a su sistema nacional de salud para que se le haga el correspondiente reintegro del gasto”, apunta Venegas.

Y es que según explica, la receta que por ejemplo se dispense en Hungría a un ciudadano español, acabará inevitablemente en las oficinas de su Servicio Nacional de Salud para que se le haga el reintegro de gastos en función del medicamento que se le haya dispensado y de su adscripción al copago.

“Cada país de la UE tendrá adscrito un copago, los habrá que paguen todo, otros pensionistas, o que tengan un porcentaje en función de la renta, por lo que en un sistema como el de receta electrónica europea no puede entrar en los niveles de copago de cada zona y de cada individuo”

Cecilio Venegas Fito, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz.

En cuanto a los próximos pasos que hay que dar, explica, “que solo queda esperar a que haya dispensaciones reales ya que toda la gestión de acreditación y certificación en la plataforma, las farmacias ya la han concluido. Así pues los ciudadanos extremeños, están un paso más cerca de esa soñada interoperabilidad.


También te puede interesar…