Boehringer Ingelheim continúa avanzando en su cartera de medicamentos, tanto humanos como animales, expandiéndose a través de sus áreas terapéuticas clave. La compañía, que ha presentado los resultados del primer semestre de 2023, ha informado de un aumento global del 9,7 por ciento de sus ventas netas, lo que se traduce monetariamente en 12.200 millones de euros.

El crecimiento experimentado por Boehringer viene impulsado, especialmente, por la alta demanda de Jardiance (empagliflozina), un tratamiento desarrollado junto a Eisai Lilly, autorizado para la insuficiencia cardiaca crónica sintomática y la diabetes tipo 2 en adultos y recomendado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para enfermedad renal crónica, y NexGard, para salud animal.

“La verdadera innovación que aborda las necesidades de muchos pacientes no satisfechas nos ha permitido llegar a más pacientes en la primera mitad de este año”, ha señalado Hubertus von Baumbach, presidente de la Junta Directiva de la compañía. “Las inversiones persistentes y por encima del promedio en nuestra cartera durante los últimos años han dado como resultado muchas opciones de tratamiento nuevas para los pacientes en los años venideros, transformando así la vida de generaciones”, ha agregado.

Salud humana

En el área de productos farmacéuticos para la salud humana, las ventas netas de la compañía aumentaron en 9.600 millones de euros (11,3 por ciento) en los seis primeros meses de 2023. Su fármaco Jardiance contribuyó al crecimiento con 3.500 millones de euros y Ofev, un medicamento huérfano para el tratamiento en adultos de la fibrosis pulmonar idiopática, con 1.700 millones de euros.

Boehringer no ha cesado en su empeño de expandir su cartera de proyectos a través de la innovación interna y externa. De este modo, se formaron 15 nuevas asociaciones de innovación en áreas como la inmunología del cáncer, las enfermedades pulmonares fibróticas y las enfermedades de la retina. En general, la compañía se ha comprometido a invertir 25.000 millones de euros en I+D y 7.000 millones adicionales para nuevas tecnologías de producción durante los próximos cinco años.

En en área de oncología, el agonista de MDM2-p53 de la compañía, brgimadlin, ha dado un nuevo paso, saltando al ensayo fundamental para el tratamiento del liposarcoma desdiferenciado, un cáncer raro con opciones de tratamiento limitadas hasta el momento. El desarrollo clínico de dos terapias en investigación adicionales (zongertinib, también conocido como BI 1810631 y BI 764532) de la línea de oncología se ha acelerado en base a los primeros datos clínicos positivos.

Por su parte, el inhibidor de PDE4B BI 1015550 se encuentra actualmente en dos ensayos clínicos de fase III: uno para el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática y otro para la fibrosis pulmonar progresiva.

“Hemos tenido mucho éxito en la incorporación de nuevos productos a través de nuestra línea de productos que abordan las necesidades de los pacientes con mayor rapidez”, ha apuntado Michael Schmelmer, miembro de la Junta de Directores Gerentes, responsable de Finanzas y Funciones del Grupo. “Esperamos aumentar aún más nuestro gasto en I+D a medida que los ensayos clínicos avancen hacia las últimas fases”, ha aseverado.

Salud animal

Por otro lado, la parte de salud animal registró un aumento de las ventas de 2.500 millones de euros (del 3,8 por ciento) en dicho periodo. Las ventas netas de NexGard, una prevención contra pulgas y garrapatas para perros y gatos, aumentaron en 644 millones de euros (9,2 por ciento), mientras que Ingelvac Circoflex una vacuna utilizada para proteger a los cerdos contra el circovirus porcino tipo 2, aumentó 127 millones de euros (8,7 por ciento).

En este sentido, la compañía ha expuesto que el área de salud animal ha avanzado aún más en el desarrollo de carteras de enfermedades infecciosas y no infecciosas para mascotas y ganado y se está preparando para el lanzamiento de un producto oral altamente innovador para la diabetes en gatos.

Un futuro prometedor

Para los próximos meses de 2023, Boehringer Ingelheim espera más avances como resultado de sus esfuerzos de innovación. Por ejemplo, los datos del ensayo de fase III con empagliflozina en pacientes después de un infarto de miocardio y la próxima acción regulatoria para Ofev en niños y adolescentes de entre 6 y 17 años con enfermedad pulmonar intersticial.

Echando la vista hacia un futuro más lejano, la compañía se ha marcado el objetivo de conseguir más de 30 aprobaciones médicas de tratamientos para salud humana de aquí a 2029 y espera lanzar en torno a 20 productos de salud humana hasta 2025.


También te puede interesar…