Premios BiC

De las diversas reivindicaciones o ideas salidas a la palestra en el II Congreso Médico-Farmacéutico celebrado los días 24 y 25 de enero en Valencia por Sefac y Semergen hay una de ellas que se repitió sobremanera con independencia de las temáticas de la mesas redondas, conferencias y/o talleres: “historia clínica compartida ya”. Una posibilidad de la que disfrutan los médicos y que estos profesionales también desean que pueda ser una posibilidad para sus compañeros farmacéuticos.

Al menos, así piensan los facultativos y boticarios embarcados en mejorar la atención a los pacientes y buscar soluciones “desde dentro del sistema” a los principales retos que tiene ante sí el SNS, como puede ser el envejecimiento, la cronicidad y la consecución de mejores tasas de adherencia terapéutica. Exactamente, el tipo de perfil de profesionales (en torno a 500) que se reunieron en Valencia.

Más de 500 profesionales asistieron al II Congreso conjunto de Sefac y Semergen. La próxima cita será en 2021 en Galicia.

“Una atención de calidad y eficiente exigen la historia clínica compartida”, manifestaba —por citar un ejemplo de otras tantas declaraciones en este sentido— Otón Belver, farmacéutico y miembro del Grupo de Trabajo de Hipertensión y RV de Sefac en una mesa redonda que abordó la atención multidisciplinar al paciente con fibrilación auricular en la jornada del día 25. Una solicitud refrendada en el acto de clausura del congreso por Rafael Manuel Micó, secretario general de Semergen y presidente del comité científico del encuentro: “Historia clínica compartida ya”, reclamó.

Un día antes, en la jornada inaugural, en una mesa redonda en la que se presentaba el programa Indica+Pro para promover la indicación farmacéutica y descongestionar la AP, también las distintas voces participantes abogaban por este acceso del farmacéutico a un historial con el que ya trabajan sus compañeros médicos.  Incluso José María Ventura, director general de Farmacia de la Consejería de Sanidad de Comunidad Valenciana, defendía esta accesibilidad y que el propio farmacéutico  “pueda introducir datos en el sistema (historia) relacionados con sus intervenciones, y el sistema también le ofrezca información a él”.

De momento, una quimera

No obstante, la realidad dice que el por parte las farmacias al historial clínico es, a día de hoy, una quimera.

Por el momento, hasta puede considerarse un anhelo la disponibilidad del historial farmacoterapéutico (no clínico) de los pacientes (siempre bajo su consentimiento). Y es que, como ha venido informando EG, solo Galicia permite a los farmacéuticos comunitarios consultar el historial farmacoterapéutico de los pacientes acotado a los últimos seis meses. Precisamente, Galicia será el lugar donde médicos y farmacéuticos, convocados por sus sociedades científicas Sefac y Semergen, volverán a citarse en 2021 en su III Congreso conjunto, en fecha y lugar aún por definir.