Premios BiC

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia ha alertado de que la dificultad de acceso a los centros de salud durante la pandemia ha supuesto una falta de adherencia terapéutica que conllevará problemas graves de salud en pacientes crónicos a corto y medio plazo.

e-receta
Las farmacias valencianas dispensaron un 30% menos de recetas en mayo.

Una realidad que confirman los últimos datos publicados por el Observatorio de Políticas Farmacéuticas de la corporación valenciana respecto al mes de mayo. En dicho mes se registró una bajada histórica en el consumo de recetas en Valencia provincia de un -30,69%, con una media en la región de -30,47 por ciento —muy por encima de otras Comunidades Autónomas, ya que la media nacional es de -10,77 por ciento—. “Este hecho a medio plazo provocará un incremento de los casos graves en este tipo de pacientes; generando un deterioro en su salud y, en consecuencia, un incremento del gasto sanitario para compensar esta situación”, se valora desde el COF de Valencia.

Este problema recurrente a lo largo de la crisis sanitaria “podría haberse solventado con la inclusión de las farmacias en los planes de Consejería de Sanidad, así como con la inclusión de estas al Sistema Nacional de Salud” – sostienen–, una reivindicación que los farmacéuticos llevan años poniendo encima de la mesa. Cabe recordar que, recientemente, los COF valencianos manifestaban —vía carta— al presidente regional, Ximo Puig, sentirse aún “en el más extremo de los olvidos” al no haber sido incluidos como participantes en la Comisión para la Reconstrucción de las Cortes valencianas.

“Estamos cansados de buenas palabras y palmaditas en la espalda, la Administración no cuenta con lo farmacéuticos y no nos permiten desarrollar nuestra profesión con garantías” apunta el presidente del COF de Valencia, Jaime Giner.

Trabajar en síntomas menores

Jaime Giner, presidente del COF de Valencia

De vuelta a esta alerta, el presidente colegial lamenta que “los farmacéuticos, como profesionales sanitarios, podríamos haber contribuido de forma significativa en la reducción de contagios entre la población y haber trabajado en la indicación del tratamiento en síntomas menores, desde la farmacia comunitaria ya que el acceso a los centros de salud ha sido muy limitado durante la pandemia”.

“Asimismo, – ha incidido Giner- es fundamental que se nos tenga en cuenta en las diversas estrategias de vacunación y en el desarrollo de estudios epidemiológicos y que dispongamos de herramientas de comunicación con el resto de profesionales sanitarios para poder trabajar de forma coordinada dentro de los equipos de salud, incluyendo el acceso a la ficha farmacoterapéutica para conocer la medicación que está tomando el paciente y evitar interacciones que puedan perjudicar su salud”.

Inspecciones a farmacias

Por otro lado, el COF denuncia que las farmacias de la Comunidad Valenciana también se han sentido “hostigadas” por la Administración, con motivo de las inspecciones que realizará la Dirección General de Comercio, Artesanía y Consumo en los establecimientos farmacéuticos relativas al origen de las mascarillas y cualquier otra información que se requiera sobre estas.

mascarilla obligatoria

En este sentido, desde la entidad colegial han destacado que las farmacias, como establecimientos sanitarios, siguen la normativa “de forma escrupulosa”, por lo que es lógico que se les exija cumplirla, pero mientras en distintos y muy diversos establecimientos se están ofreciendo estos productos “sin ninguna garantía y de forma ilegal”, la Administración “sigue mirando hacia otra parte y se ceba con las farmacias”.

.