Quejas en el Senado por comparecer poco en Comisión

1394

No suele ser habitual que los parlamentarios se enfaden por la escasa presencia de miembros del Gobierno en su comisión de sanidad. Los senadores y senadoras han manifestado su queja a la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, por la escasa presencia del ministerio en dicha comisión. El problema es que las preguntas que se formulan se quedan obsoletas si la comparecencia se demora excesivamente en el tiempo. Además, hay una queja adicional en relación a las pocas veces que se ha convocado la Comisión de Sanidad, una queja que ha sido también puesta sobre la mesa por la senadora popular Patricia Rodríguez.

“El problema es que las preguntas que se formulan se quedan obsoletas si la comparecencia se demora excesivamente en el tiempo”

Preguntas y monciones pendientes

La acumulación de 16 peticiones de comparecencia y más de 70 mociones es prueba del tapón sanitario en el Senado. La sesión se pareció más a un reportaje en retrospectiva del pasado reciente. Así, los temas que se discutieron fueron en relación a los equipos EPIs, la reserva estratégica en pandemia, el estado de alarma o la creación de la especialidad de urgencias en medio de la pandemia que exigía lo mejor de los médicos y médicas de urgencias.

“Aunque sea en diferido, la secretaria de Estado, Silvia Calzón, respondió a todas las preguntas formuladas con precisión”

Aunque sea en diferido, la secretaria de Estado, Silvia Calzón, respondió a todas las preguntas formuladas con precisión.

Por ejemplo, respecto al Plan de Respuesta Temprana, lanzado al comienzo de la pandemia en julio de 2020, afirmó la Secretaria de Estado que el Ministerio realiza un seguimiento semanal de la disponibilidad de recursos en cada CC.AA. Dicho plan ha sido elaborado el Gobierno en respuesta a crisis pandémicas o sanitarias presentes y fururas.

Cada vez más comparecencias

En los últimos años se ha puesto de manifiesto que las mayorías absolutas no van a ser la elección de los votantes. A excepción de las elecciones gallegas de 2020, donde el PP de Galicia obtuvo casi el 48% de los votos emitidos y la mayoría absoluta. Las minorías de Gobierno o las coaliciones, ya sea a nivel autonómico o de Gobierno central, nos han traído una mayor frecuencia de comparecencias.

Resulta habitual que los parlamentos y asambleas autonómicas realicen un control del ejecutivo en sanidad, más intenso en las últimas legislaturas. En algún caso hasta les supone un trabajo frecuente y adicional a la mayoría de los responsables de sanidad autonómicos o del propio ministerio. Son instados y preguntados en sus respectivas comisiones con bastante frecuencia.

“Se trata de un excelente ejercicio que ha llegado para quedarse. Y si las comparecencias no se producen, se exponen los ausentes a que se les afee la conducta”

Se trata de un excelente ejercicio que ha llegado para quedarse. Y si las comparecencias no se producen, se exponen los ausentes a que se les afee la conducta.

Hay que dar cuentas de lo que se hace, porque para eso están las comisiones. Y si pueden evitarse las demoras en las comparecencias, resultarán más un ejercicio de control eficaz que una revisión histórica de cara a la galería para el Gobierno y la oposición de turno.