Colores vistosos, packs navideños o cuidar mucho el escaparate, son algunos de los consejos que ofrecen los expertos para adecuar la farmacia al periodo navideño. “Como cualquier otro establecimiento, las boticas tienen la oportunidad de lucir sus mejores galas, decorar el espacio y, sobre todo, aprovechar los días más sensibles del año para aumentar las ventas con la creación de packs de regalo de parafarmacia o bien impulsar promociones con el calendario de adviento“, explica a EG  Ujué Sánchez, arquitecta-asesora de Concep, empresa especializada en el diseño de farmacias.

Adaptar la farmacia a cada periodo estacional o a eventos de salud importantes durante el año ayuda a maximizar el rendimiento de las boticas en ubicaciones específicas y generar un aumento significativo de sus ventas. “La farmacia y su espacio son un elemento vivo que evoluciona con el paso del tiempo. Por tanto, necesita adaptarse tanto a las estaciones como a las fiestas (Pascua, Black Friday…)”, continúa la arquitecta.

“Adaptarse a las estaciones es adaptarse a la demanda de un cliente cada vez más exigente y con prisas. Para ello, se pueden implementar estrategias de fidelización, promocionar productos que optimicen el inventario o incluso iniciativas para promover y dar a conocer la farmacia. Cada oportunidad constituye un momento propicio para modernizar y mejorar el establecimiento farmacéutico”, añade la experta.

No es lo mismo una farmacia del Pirineo cuyos packs y escenario están ya en una connotación de Navidad que una farmacia de Las Palma de Gran Canaria”

Por su parte, determinar el momento adecuado para ajustar la farmacia al “momento vital” del año se convierte en una decisión estratégica que está estrechamente vinculada al tipo de campaña elegida

“Si optamos por una campaña interactiva centrada en servicios y productos específicos resulta crucial decorar la farmacia y prestar una atención especial al escaparate lo antes posible para atraer la atención de los transeúntes. Es importante buscar la anticipación. En cambio, en situaciones en las cuales no existen campañas activas (solo promociones que arrancarán en la época navideña), es aconsejable postergar la transformación hasta diciembre. En ese momento, se podrán diseñar, personalizar y decorar los espacios de manera más efectiva”, señala Sanchez.

Cabe destacar que el entorno y la ubicación geográfica de la farmacia también desempeñan un papel crucial en este proceso de adaptación. “No es lo mismo una farmacia del Pirineo cuyos packs y escenario están ya en una connotación de Navidad que una farmacia de Las Palma de Gran Canaria”, añade.

El ‘espíritu’ del equipo

Siguiendo con las recomendaciones, la arquitecta resalta que en la época navideña se debe tener en cuenta el “espíritu del equipo” y el espacio de la botica. “¿Por qué son vitales estos dos elementos? Porque el primero mostrará el grado de implicación en su decoración y en las sensaciones que trasmitirá a las personas que accedan a la farmacia. En segundo lugar, el espacio actúa como el factor determinante que establecerá los límites de las posibilidades, ya sea colocar un árbol de Navidad, llevar a cabo una campaña festiva o simplemente decorar el escaparate con regalos y premios para un concurso”, subraya.

La recomendación clave es mantener una conexión estrecha entre las campañas promocionales y la decoración del espacio, y viceversa. “Los colores empleados deben reflejar un ambiente festivo, y no es necesario limitarse a los tradicionales rojos y blancos. Se pueden explorar opciones como azules, verdes esmeralda y dorados. Además, es importante resaltar la promoción de áreas específicas con paquetes navideños, así como estimular las ventas a través de asesoramiento o impulsar compras rápidas en la caja, ya que es una época donde los ciudadanos están más receptivos”, insiste.

Establecer coherencia entre las iniciativas promocionales y la ambientación contribuirá a crear una experiencia más efectiva y armoniosa para quienes visiten la farmacia.

También te puede interesar…