Premios BiC 2020

Siete medicamentos serán los encargados de estrenarse en el nuevo Plan de Consolidación de los IPTs que, tal y como ha podido saber EG podría publicarse la próxima semana. Este nuevo plan, que ha sido abordado en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia, incluiría tres líneas de actuación: la creación de la red para la evaluación, denominada Revalmed-SNS; la modificación de la metodología y el desarrollo de un cuadro de mando con indicaciones.

La nueva Revalmed-SNS estará formada, tal y como aseguró la propia directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, por “un grupo de evaluación terapéutica, un grupo de evaluación económica y siete nodos de evaluación por áreas clínicas que actúen como revisores expertos designados por las Comunidades Autónomas”.

De este modo, tal y como ha podido saber EG, en las próximas semanas se iniciará un programa piloto para el que se seleccionará un medicamento por cada uno de los siete Nodos establecidos. Los medicamentos que previsiblemente se incluyan serán de reciente aprobación por parte del CHMP, de la EMA.

Uno de los principales cambios en esta reforma es la de la incorporación de la evaluación económica de los medicamentos en los IPTs. Así, durante la jornada PT2.0: ¿Necesita actualizarse el modelo/procedimiento?”, organizada por Fuinsa, Lacruz aseguró que esta incorporación responde a la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento y a los cánones de la gestión. Según estos, apuntó, “la evaluación de los medicamentos tiene que contemplar el análisis conjunto de la terapéutica y la económica para que los profesionales que tengan que utilizar este instrumento tengan una doble visión que les permita tomar las decisiones más adecuadas”.

En cuando a la modificación de la metodología, Lacruz aseguró que está se basará en la “introducción de elementos objetivos que permitan la priorización de los informes y el desarrollo de un procedimiento normalizado de trabajo para establecer la metodología a seguir así como el desarrollo de guías específicas”.

Por último, en lo referente al desarrollo de un cuadro de mandos; este estará enfocado al control y seguimiento de los IPTs que, tal y como aseguró Lacruz, “permita el seguimiento de aquellos indicadores clave con el fin de realizar las mejoras pertinentes”.