Sánchez confirma que habrá más brotes y que ”debemos estar preparados”

2491
Premios BiC

El anuncio de la prórroga del confinamiento, hasta el 26 de abril, se acompañó de alusiones a la necesidad de reforzar la sanidad y mencionó el trabajo de la industria farmacéutica

Se trataba de una medida esperada, pero es un jarro de agua fría aceptado con estoicismo por los españoles. Según una encuesta, un 80% de la población apoya esta nueva medida.

Por mucho que el pico haya sido superado (con la prudencia debida), seguimos en una situación crítica que justifica el estado de alarma. Habrá nuevos brotes en los próximos meses con alta probabilidad, y la estrategia es estar preparados.

Entre los graves asuntos asistenciales están los contagios del personal sanitario. Nada que no pueda evitarse con el equipamiento adecuado, y ese es otro de los problemas. Para el presidente Sánchez estar preparados para la siguiente pandemia o brote es una prioridad. En su comparecencia extensa, incluyendo mensajes motivacionales, observaciones e información, de sus palabras del pasado sábado destaco lo siguiente:

  1. Sabemos poco.

El presidente del Gobierno confirma que sabemos poco del SARS-CoV-2 y de Covid-19. Si volverá al acabar este brote pronto o tarde es una incógnita. Al menos, asegura que estaremos más preparados para cuando aparezca. Seria vital estarlo: no podemos permitirnos que falte material sanitario.

2. Futuros brotes: estaremos preparados

Pedro Sánchez da por descontado que habrá más brotes y que la pandemia tardará en desaparecer. Asegura el presidente que espera que sea “menos severa” y que se tengan más instrumentos para combatirla, en referencia a los antivirales y las vacunas. Este factor no lo podemos controlar en España.

Lo que sí podemos asegurarnos es contar con materiales de protección personales o SPIs. En este sentido ha asegurado que para cuando vuelva, “que volverá”, dice que estaremos preparados “con materiales y la asistencia sanitaria” precisa. Y los hospitales contarán con “instrumentos más eficaces para preservar la vida”.

Sánchez afirma que “esta Crisis nos recuerda lo importante: La sanidad…”. Resultará crucial que los presupuestos generales del Estado (PGE) cuando lleguen (porque de una forma u otra deben llegar), permitan traducir esta idea en inversiones que incrementen el peso de la sanidad. Eso implica romper algunos techos que hasta ahora no se contemplaban en relación a la inversión sanitaria vs el PIB. ¿Llegará al 7% la sanidad ya en 2020?

El confinamiento será gradual

Resulta positivo que se tenga en cuenta que puede haber grados de confinamiento a partir del próximo 26 de abril. Porque es vital que se relaje el confinamiento con las garantías de salud pública oportunas. Para eso se necesitan mascarillas para la sociedad en todas las farmacias. Y deberán estar homologadas, por lo que no sirven todas las caseras que admirablemente se hagan.

Para que nos hagamos una idea de las necesidades, en Singapur el Estado proporcionaba dos mascarillas semanales por ciudadano. Entre España y Singapur puede haber un punto medio, sin duda.

Hay que instaurar nuevas normas y decidir cómo debe la población usar las mascarillas y los espacios públicos. Las relaciones sociales van a cambiar, comentaba el presidente. Cada vez nuestro espacio vital va a ser una zona que nadie debe traspasar, por la seguridad de todos.

Emerge la digitalización y el cambio climático

En el mensaje del anuncio de la prórroga del confinamiento, el presidente hizo mención en el turno de preguntas a la digitalización y al cambio climático. Comentó que son cambios seguros que ya estamos observando. La digitalización por cuestiones obvias, ante la obligación de reducir actividades presenciales, emerge como la manera de mantener la actividad y se plantean nuevas formas de trabajo y actividad laboral.

Pero el cambio climático es un elemento nuevo como reflexión del presidente del Gobierno en esta pandemia, consumo de queroseno aparte. Aunque el presidente no lo desarrolló más, no cabe duda de que vamos a preguntarnos si disminuir la actividad que contamina puede proporcionar beneficios en salud por reducción de la contaminación. El cambio climático y sus efectos era una prioridad anunciada en la conformación del Gobierno de Sánchez.

El cambio climático ha aparecido en la pandemia como elemento de reflexión.

Quizás algún trabajo científico pueda establecer alguna correlación entre la disminución de la contaminación del aire en estos días y su efecto en enfermos respiratorios y cardiovasculares.

El elemento distorsionador que complica sobremanera el análisis es el efecto del propio coronavirus. Pero los investigadores siempre encuentran la manera de superar estos retos.

El sector farmacéutico mencionado

Por eso, también la referencia al sector farmacéutico y al “gran trabajo que realiza” debe traducirse en un diálogo fluido con la confianza necesaria por parte de las administraciones.

Antivirales y vacunas van a ser críticas, pero también el mantenimiento de la producción, los tratamientos para todas las personas, para los enfermos crónicos y los suministros sanitarios vitales. La industria farmacéutica investiga, pero también atiende cada día con productos de un alto beneficio para la sociedad.

La farmacia lista para continuar

En esta nueva estrategia marcada por el Gobierno, con una prórroga del confinamiento, el Gobierno podrá tomar buena nota de las prioridades que va a identificar la farmacia. Haría bien en escuchar atentamente, porque son fruto de una experiencia intensa en primera línea de batalla. Una primera línea en la que han muerto, a fecha 1 de abril, ocho farmacéuticos, seis de ellos en Madrid. Ya no hay excusas para darse cuenta de que la farmacia va a ser crucial a través de infinidad de mecanismos, planes y actividades que no es posible llevar a cabo sin los profesionales de la farmacia.