El ministerio apuesta por la botica y la incluye en su agenda

1597

La ministra de sanidad, Carolina Darias, ha realizado un gesto tan merecido como esperado. La pandemia nos ha traído nuevas experiencias de colaboración de la farmacia comunitaria. Se trata de necesidades no cubiertas y que han evidenciado las medidas tomadas en la lucha contra la pandemia mundial. Darias afirma que la experiencia de COVID-19 nos proporciona nuevas funciones para la botica que se quedarán tras la pandemia. El ministerio estrena discurso sobre la botica, tras más de un año de ausencia.

Ley de Garantías y Uso Racional de 2006

La ministra Carolina Darias ha confirmado que la Ley de Garantías se está revisando en distintos aspectos que afectan a la botica. La Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios es el marco legal de referencia en el ordenamiento jurídico español en lo relativo a la evaluación, autorización, registro, fabricación, almacenamiento, distribución, prescripción, dispensación y seguimiento de la relación beneficio-riesgo de los medicamentos, para establecer las garantías de seguridad, calidad y eficacia de los mismos.

España entró en pandemia y desde el ministerio se indicaba a comienzos de 2020 que no había necesidad de revisar ningún aspecto legislativo en relación a ésta. La experiencia de estos meses ha apuntado a la labor imprescindible de la farmacia comunitaria, su integración con la farmacia hospitalaria y la capacidad de complementar a la atención primaria.

Resulta notorio que la declaración de la ministra, en relación a los medicamentos de dispensación hospitalaria (DH), se haya producido en la entrega de las medallas del Consejo. Una entrega que ha tenido la labor de la profesión como telón de fondo.

“Es la primera vez en muchos meses que desde el ministerio de sanidad se reconoce tan explícitamente la labor de la farmacia comunitaria”

Más allá de la pandemia

La ministra Darias afirma que hay experiencias con la botica que deben ir “más allá de la pandemia“. Es la primera vez en muchos meses que desde el ministerio de sanidad se reconoce tan explícitamente la labor de la farmacia comunitaria durante la pandemia y su coordinación con otros profesionales sanitarios.

La futura reforma de la Ley de Garantías traerá un nuevo servicio coordinado en relación a la dispensación de medicamentos DH. Al menos se deduce de las palabras de la ministra Darias: Este servicio “debería quedarse”.

La profesión ha encontrado un apoyo que antes no se había producido. Durante 2020 no hubo una sola mención ni referencia a ninguna de las propuestas que se han realizado desde la farmacia. Darias no sólo ha corregido esa circunstancia sino que ha afirmado que las reformas contarán con la farmacia para ser “efectivas”.

Si la ministra Darias estaba receptiva también ha escuchado del propio presidente del Consejo, Jesús Aguilar, el pensamiento de toda la profesión con asusntos de índole económico. En este sentido, la devolución al SNS de los descuentos que obtienen las farmacias por la compra de genéricos “asfixiarían a una parte de las farmacias”, afirmó Aguilar.

“La farmacia “devuelve” a la administración unos 500 millones de euros a través del RD 5/2000 y sucesivos”

Una propuesta de retorno

No faltó la propuesta económica por parte del presidente del Consejo. La farmacia “devuelve” a la administración unos 500 millones de euros a través del RD 5/2000 y sucesivos. La propuesta de Aguilar consiste en detraer un 10% y reinvertirlo en las farmacias.

“Las Consejerías de sanidad tienen a las farmacias como sus aliados, y es preciso que el ministerio proporcione la cobertura política y legal

Un cambio de actitud

Resulta muy positivo que Darias haya reconstruido un discurso, ausente hasta ahora, en relación a la botica. Tiene mucho que ganar tanto desde el punto de vista político como asistencial.

Las Consejerías de sanidad tienen a las farmacias como sus aliados, y es preciso que el ministerio proporcione la cobertura política y legal.

De lo contrario, el Gobierno de España dejará a las CC.AA., que han sido más sensibles con la botica en estos meses, la exclusiva del trato y relación con la farmacia comunitaria.

Este ha sido el sentimiento hasta ahora de los farmacéuticos y farmacéuticas de la oficina de farmacia. Darias acierta en sus mensajes, y ahora falta que vaya avanzando en esa colaboración imprescindible de la botica como parte del SNS.