Localizar a contagiados sin síntomas: la clave que evitaría la contención obligatoria

2316
Premios BiC

El diagnóstico temprano es la medida más eficaz para evitar la rápida transmisión de una pandemia. La SEIMC ha aclarado que, ante el rápido incremento de casos de covid-19 que se produce, urge la necesidad de cribar a cada vez más personas. Si se consiguen aislar los casos asintomáticos y leves, se puede detener la expansión del virus.

El Centre for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos está valorando el uso de mascarillas para toda la población americana cuando comparta espacios públicos, como Informa NYTimes. Sin embargo, algunos responsables del Gobierno Federal afirman que el distanciamiento es una alternativa más efectiva. Entre el distanciamiento y las mascarillas, más de la mitad de la población del mundo está confinada. Y algunos países, paralizados con un confinamiento obligatorio y estricto, como España.

El debate, del que no hay precedentes tampoco, es si se puede producir un levantamiento gradual del confinamiento. Si se baraja prolongar el confinamiento en España, se debe ser consciente de todo lo que implica continuar con el país paralizado, y sopesar alternativas. La hibernación no debe matar al oso.

El uso obligatorio o recomendado de mascarillas en toda la población es objeto de debate por los Gobiernos y expertos.

Sin Tests ni mascarillas, no hay estrategia

Valorar la obligación de mascarillas a todos los que no tengan síntomas y puedan sean contagiadores depende de los suministros que hoy no tenemos.

También resulta imprescindible completar las necesidades de test rápidos y de PCR, y ubicarlos según indican los expertos. La sensibilidad resulta vital, para evitar los falsos negativos que pueden ir circulando, y se debe escoger bien entre los más de 200 test de diagnostico disponibles.

La realidad es que si escasean mascarillas, y sus recambios, será difícil implantar una medida que nos libraría del confinamiento, o lo haría menos intensivo. Las medidas preventivas deberían seguir en un ámbito razonable, evitando aglomeraciones excesivas como partidos de fútbol o conciertos.

De imponerse la obligación del uso de mascarillas como condición para salir a trabajar, se evitaría el colapso económico que está siguiendo al colapso asistencial. José Ángel Urría, secretario general de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha asegurado en declaraciones a ATRESMedia que España bajará un 1% su PIB por cada mes de pandemia. Todos los economistas ya avisan de que vamos camino de una recesión.

El buque hospital de 1000 camas USNS Comfort llegó hace tres días para aliviar a los Hospitales desbordados de Nueva York.

Estados Unidos: Nueva York “Zona Cero

En Estados Unidos tienen también su Madrid, que es Nueva York. Con escasez de sedantes, antivirales o antibióticos para la sobreinfecciones bacterianas, la señal de alarma continúa sonando cuando van camino de los 3.000 fallecidos por covid-19, mientras en Madrid ya se superan los 4.000 . El virus de la falta de previsión comenzó a circular también en Nueva York antes del SARS-CoV-2.

En algunos estados americanos no aplican medidas de confinamiento porque “aún no ha llegado el momento”. Cuando llegue ese momento, ya será tarde.

Sigue siendo una incógnita si la tremenda maquinaria productiva e industrial americana, será capaz de autoabastecer a tiempo de sus necesidades a sus más de 320 millones de habitantes.

La amenaza terrorista cambió la forma viajar

Si hemos sido capaces de reorganizar nuestra forma de viajar especialmente en avión, podemos destinar recursos a poner en marcha la vigilancia intensiva epidemiológica. Algunos países ya controlan la temperatura a sus ciudadanos, como China o Corea del Sur. Un plan podría ponerse en marcha, una vez eliminado el confinamiento, para monitorizar la temperatura en los aeropuertos o zonas escogidas de elevado tránsito. Y los test masivos para cribar a la población cuando sea preciso y lo recomienden los expertos en salud pública y prevención. La experiencia dice que los países que han aplicado estas estrategias han tenido éxito en su actual lucha contra el coronavirus, aunque estén en Asia.