Premios BiC

ViiV Healthcare cerró el 2019 celebrando sus 10 años dedicados cien por cien al VIH. En 2009, GSK y Pfizer decidieron unir su experiencia y portfolio de fármacos antirretrovirales en esta joint venture y desde entonces, la compañía ha trabajado en poner a disposición de las personas que viven con VIH (PVVIH) nuevas herramientas terapéuticas.

En agosto de 2013 la FDA aprobó Tivicay (dolutegravir), un potente antirretroviral, que tras su aprobación, consiguió ponerse a disposición de miles de PVVIH, incluyendo aquellos en países en vías de desarrollo, a través de acuerdos de cesión de patente en formulación genérica. Este inhibidor de la integrasa de segunda generación se comercializó en España en 2014 y forma parte actualmente de varias de las pautas de tratamiento antirretroviral recomendadas por las guías clínicas nacionales e internacionales, incluyendo las guías de GeSIDA. En 2015, ViiV comenzó a comercializar en España Triumeq (dolutegravir/abacavir/lamivudina), el primer régimen completo basado en dolutegravir, en un único comprimido.

Centrándonos en los avances más recientes, Juluca ha sido el primer régimen de dos fármacos (2DR) en comprimido único, disponible desde mayo de 2019 en España, para el tratamiento de pacientes con VIH-1 virológicamente suprimidos; y desde el 1 de enero de 2020 también está disponible Dovato, el primer 2DR de dolutegravir y lavimudina en comprimido único para la mayoría de los pacientes naïve y virológicamente suprimidos.

Dentro del marco de su 10º Aniversario, ViiV ha anunciado los proyectos adjudicatarios de beca en la I Edición de las Becas ViiV al “Modelo óptimo de atención al paciente con VIH”. El objetivo es estimular el diseño y puesta en marcha de iniciativas que suponen un avance para mejorar la atención a las PVVIH.

Las Becas ViiV

Uno de los proyectos seleccionados ha sido el ‘Desarrollo de una herramienta informática (APP-WEB) para el control del VIH, la enfermedad y la epidemia’. La investigadora principal, María Jesús Pérez Elías, de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (FIBIOHRC), explica a Gaceta Médica que se trata de una iniciativa centrada en “trabajar con un equipo amplio y coordinado en el manejo de la infección en los pacientes con VIH”. Asimismo, la investigadora puntualiza que en el día a día “vamos trabajando todos tan rápido que hay poca comunicación entre los distintos niveles asistenciales. Esta App nos ayuda a estratificar al paciente en un primer momento y a poder sacar de ello informes homogéneos que ayuden a personalizar y optimizar el manejo del paciente”.

Dentro del marco de su 10º Aniversario, ViiV ha anunciado los proyectos adjudicatarios de beca en la I Edición de las Becas ViiV al “Modelo óptimo de atención al paciente con VIH”. El objetivo es estimular el diseño y puesta en marcha de iniciativas que suponen un avance para mejorar la atención a las PVVIH.

Uno de los proyectos seleccionados ha sido el ‘Desarrollo de una herramienta informática (APP-WEB) para el control del VIH, la enfermedad y la epidemia’. La investigadora principal, María Jesús Pérez Elías, de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (FIBIOHRC), explica a Gaceta Médica que se trata de una iniciativa centrada en “trabajar con un equipo amplio y coordinado en el manejo de la infección en los pacientes con VIH”. Asimismo, la investigadora puntualiza que en el día a día “vamos trabajando todos tan rápido que hay poca comunicación entre los distintos niveles asistenciales. Esta App nos ayuda a estratificar al paciente en un primer momento y a poder sacar de ello informes homogéneos que ayuden a personalizar y optimizar el manejo del paciente”.

La atención a las PVVIH ha sufrido un cambio de paradigma en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida. En este sentido, ‘Proyecto VIH 6.0.’ tiene como misión formar un equipo multidisciplinar donde el paciente sea el centro de atención. “Tenemos que atender al paciente en las cosas que realmente le preocupan como son su calidad de vida y el impacto del tratamiento, no evaluamos solo los aspectos científicos. El proyecto apuesta por la tecnología y la innovación y está destinado a un grupo especialmente joven”, señala Beatriz Álvarez, especialista en la División de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Jiménez Díaz y una de las coordinadoras del proyecto. Otro proyecto seleccionado es ‘El Programa piloto de intervención multidisciplinar y multicéntrico de personas VIH como pacientes crónicos’, centrado en dar respuesta a todos los perfiles de PVVIH desde una atención psicosocial dentro y fuera del contexto hospitalario. “Pretendemos abordar desde la atención médica y psociosanitaria todo lo que rodea al VIH y, sobre todo, centrarnos en todo lo referente al estigma y a la discriminación que sufren las PVVIH”, describe la coordinadora, Almudena García Carrillo de Albornoz, de Apoyo+. “En el momento del diagnóstico existe mucha necesidad de información sobre la infección, adherencia al tratamiento, reconocimiento de la enfermedad y educación en salud sexual y afectiva”, añade la investigadora.

Por último, el Proyecto de ‘Atención integral desde la cronicidad del paciente VIH’ busca “crear un modelo de prestación que integre a todos los profesionales involucrados en el manejo de las PVVIH”, señala la coordinadora Mª José Crussels, del Hospital Clínico universitario Lozano Blesa de Zaragoza. “La población diana es aquella por encima de los 50 años y la idea es atender a la cronicidad de estos pacientes desde una perspectiva multidisciplinar y detectar las alteraciones psicosociales de los pacientes proporcionándoles un cuidado integral y elaborar un método de cribaje”, concluye.