Premios Fundamed

Novartis ha anunciado su compromiso de donar hasta 130 millones de dosis de hidroxicloroquina genérica para apoyar la respuesta pandémica global al Covid-19. La hidroxicloroquina y un medicamento relacionado, la cloroquina, están siendo evaluados actualmente en ensayos clínicos para tratar el Covid-19. De hecho, Novartis ha respaldado varios ensayos clínicos en marcha y evaluará la necesidad de nuevos ensayos clínicos.

De este modo, tal y como asegura la compañía, cuando las autoridades públicas autoricen su uso en pacientes infectados con Covid-19, Novartis pretende donar hasta 130 millones de dosis de 200 mg a finales de mayo, incluyendo su stock actual de 50 millones de dosis de 200 mg. La compañía también se está planteando escalar su capacidad para incrementar el suministro y se ha comprometido a trabajar con fabricantes de todo el mundo para satisfacer la demanda global.

Sandoz, la división de Novartis, sólo cuenta ahora mismo con una autorización para la hidroxicloroquina en EE. UU y presentará las solicitudes de registro necesarias ante la FDA y la Agencia Europea de Medicamentos. Además, desde Novartis aseguran que trabajarán con las partes interesadas, incluyendo la Organización Mundial de la Salud, “para determinar la óptima distribución del medicamento y garantizar un amplio acceso para los pacientes más necesitados de este medicamento en todo el mundo”. La compañía pretende garantizar que los pacientes que ya dependen de este medicamento no se vean afectados por la donación.

Este compromiso se suma a los anuncios realizados por la compañía la semana pasada de los 20 millones de dólares del Fondo de Respuesta al Covid-19, las colaboraciones para descubrir nuevos fármacos, el apoyo a los ensayos clínicos de medicamentos existentes de Novartis y el compromiso de Sandoz de mantener estables los precios de una cesta de medicamentos esenciales que podrían ayudar a tratar el Covid-19.

Por último, desde Novartis aseguran que pretenden trabajar estrechamente con otros fabricantes para escalar la producción de hidroxicloroquina hasta donde sea preciso para respaldar el suministro global y anima a la industria, los gobiernos y las instituciones internacionales a garantizar un suministro global de medicamentos adecuado para tratar a los pacientes con Covid-19.