Premios BiC 2020

Las colaboraciones contra la COVID-19 que involucran a empresas biofarmacéuticas y centros de investigación proliferaron durante los primeros días de la pandemia. Ahora, una larga lista de grandes farmaceúticas, lideradas por Johnson & Johnson y Takeda, se han aliado con centros de investigación para promover los medicamentos para la COVID-19. Esta iniciativa, respaldada por la Unión Europea (UE), busca reposicionar los medicamentos existentes y desarrollar nuevas moléculas pequeñas y anticuerpos neutralizantes de virus.

Al inicio de la pandemia, la Fundación Bill & Melinda Gates ayudó a establecer el “COVID-19 Therapeutics Accelerator” para evaluar medicamentos y productos biológicos nuevos y reutilizados. Por su parte, la UE ha lanzado iniciativas que incluyen una de anticuerpos contra la COVID-19 o la denominada Respuesta mundial a la crisis del coronavirus. Y a pesar de la existencia de estos proyectos y los numerosos programas de reutilización y desarrollo de fármacos en empresas biofarmacéuticas, la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI) ha visto la necesidad de crear un nueva iniciativa: Corona Accelerated R&D in Europe (CARE).

77,7 millones para apoyar CARE

CARE es una nueva asociación público-privada que reúne a científicos del mundo académico, centros de investigación, pequeñas y medianas empresas (PYMEs), empresas miembros de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA) y socios asociados de la IMI. En total, comprende 37 organizaciones asociadas diferentes.

Esta iniciativa comienza con 77,7 millones de euros. La UE y 11 miembros del grupo comercial de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas se encuentran entre las organizaciones que apoyarán su financiación.

CARE tiene como objetivo crear terapias efectivas con un perfil de seguridad positivo para la pandemia COVID-19 (reposicionamiento de fármacos) y desarrollar nuevos fármacos y anticuerpos especialmente diseñados para combatir el virus SARS-CoV-2. Se sustenta por tres pilares:

  1. Reposicionamiento de fármacos, mediante el cribado y la creación de perfiles de bibliotecas de compuestos aportados por socios con el objetivo de que las moléculas progresen rápidamente a etapas avanzadas de pruebas clínicas.
  2. Descubrimiento de fármacos de molécula pequeña basado en el cribado in silico y la elaboración de perfiles de compuestos candidatos dirigidos contra el SARS-CoV-2 y futuros objetivos de coronavirus.
  3. Descubrimiento de anticuerpos neutralizantes de virus utilizando presentación de levaduras y fagos completamente humanos, inmunización de modelos animales humanizados, células B de pacientes y diseño in silico.

Implicación de la industria

El objetivo de CARE es reunir todas las iniciativas anteriores, intentando que su propio trabajo sea complementario al resto de programas existentes. La Fundación Gates se ha inscrito para coordinar el trabajo de CARE y el Acelerador Terapéutico COVID-19 para evitar la duplicación de actividades.

Todos los participantes de CARE tienen sus tareas definidas. Por ejemplo, Janssen de J&J está liderando el proyecto con el apoyo de Takeda. Boehringer está ejecutando un flujo de trabajo centrado en el desarrollo de anticuerpos neutralizantes de virus. Bayer está rastreando bibliotecas de compuestos contra un objetivo de proteasa COVID-19. AbbVie, Merck KGaA, Novartis y Pfizer también participan. 

CARE también apoyará la investigación para comprender mejor el virus. La iniciativa tiene como objetivo arrojar luz sobre la interacción entre las etapas de infección del SARS-CoV-2 y la respuesta inmune humana. También pretende identificar marcadores de enfermedad que puedan informar el desarrollo de fármacos y el diseño de ensayos clínicos. Con todo ello, CARE ve necesaria una I+D continua y planea operar durante los próximos cinco años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…