Más claridad en el abordaje de la vacunación de COVID19

10227

Un grupo de ocho expertos y expertas en vacunas provenientes del entorno de la salud pública, la medicina preventiva, la geriatría y la atención primaria, entre otras, ha analizado la situación de la vacunación de COVID19 en España. El documento completo con las reflexiones y recomendaciones será hecho público durante la primera quincena de febrero.

Preocupaciones sobre la vacunación

Es preciso destacar algunos aspectos de preocupación común para dicho grupo, como la desafección a las dosis de refuerzo de la vacunación de COVID19. Ante una disminución de la percepción del riesgo de contraer COVID19, las llamadas “dosis de refuerzo” pierden interés.

Recientemente, Reino Unido ha establecido que en 2022 han fallecido por COVID19 un 40% de las personas que en 2020. la realidad de un menor número de fallecimientos puede conducir a una menor percepcion de riesgo y de la necesidad de prevención. También hay menos hospitalizaciones, pero la necesidad de prevenir sigue siendo real.

Pero la realiad es que la vacunación previene de sufrir una COVID19 grave, de ingresar en el hospital y de morir. Y ese argumento debe recordarse a la población, ahora mucho más confiada por las circunstancias.

Mal llamado “refuerzo”

Y es que hay que dejar de hablar de “refuerzo” porque tampoco hablamos de un número de dosis administradas en el caso de la gripe estacional. Sencillamente, se vacunan las personas que lo requieren. De esta forma, no nos referimos en el caso de la gripe a la “6ª dosis” de una persona, sino que se vacuna directamente si esa es la recomendación cuando viene la temporada de invierno.

Pero la COVID19 no es estacional y acaba de unirse al grupo de virus respiratorios que serán habituales. Por eso, las administraciones sanitarias deben trasladar a la sociedad y comunicar de forma adecuada la necesidad de proteger a las personas vulnerables. Si eso se hace ya actualmente con la campaña de la gripe debería hacerse todo el año con la COVID19. Porque la protección vacunal de la población de riesgo debe continuar.

“Es preciso ser más claro por parte de las administraciones en el criterio a seguir con la vacunación de la COVID19. Nos encontramos en un momento de incertidumbre

Bajas coberturas en COVID19

Es preciso ser más claro por parte de las administraciones en el criterio a seguir con la vacunación de la COVID19. Nos encontramos en un momento de incertidumbre. Por ello, es tan relevante monitorizar lo que ocurre como trasladar guías concretas sin dejarlas a la elección del profesional. Es mucho mejor establecer recomendaciones desde el conocimiento de lo que está ocurriendo.

La desafección con la vacunación de la COVID19 está ocurriendo en el resto de Europa. España ha gozado de una elevada tasa de vacunación y debe evitar que las coberturas se sitúen en niveles por debajo de los deseables.

Gripalización

Por eso, una llamada del grupo de expertos en vacunas convocado por Fundamed y con el apoyo de Novavax, es que con la vacunación de la COVID19 vamos a un escenario parecido al de la gripe. La percepción de que la gripe es grave en personas mayores y pluripatológicas facilita que la población de riesgo sea llamada a vacunarse. Aún así, tan sólo llegamos alrededor del 60% de cobertura antigripal de esta población.

“Gripalizar” la COVID19 puede tener la connotación de restarle importancia, y actuar como si fuera un mal menor, una gripe más que afecta a unos pocos. Pero nadie puede asegurar que la COVID19 pase a ser algo banal de forma inmediata.

Sabemos que la cobertura vacunal de la gripe habitual no es suficiente para hacer frente a la COVID19 que la causa un virus que no es estacional, como el SARS-CoV-2. Si durante todo el año la COVID19 va a estar presente, deberemos asegurarnos planes eficaces de vacunación de la población de riesgo.

Se trata, como dicen los expertos del grupo de trabajo, de ofrecer recomendaciones rápidas y claras y que las administraciones hagan un esfuerzo en comunicar de forma inequívoca sus recomendaciones. Los propios profesionales sanitarios, que no superan el 40% de vacunación de la gripe estacional, deberán ser los que tuvieran directrices de vacunación de la COVID19 claras.